Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La mejor final

Noventa y cinco partidos para los Pistons, 93 para los Lakers. Dominio de Detroit en la temporada regular con un importante récord de 63-19. Impresionante sprint final de Los Ángeles arrasando en las tres eliminatorias de play offs. Unos, magia a velocidad de vértigo. Otros, consistencia con un palo de beisbol en las manos. Los Lakers buscan hacer historia remachando su dominio en los 80. Los Pistons, con el recuerdo aún vivo de la serie final del año pasado, que tuvieron al alcance de la mano, necesitan el título para refrendar su incuestionable potencial. Jabbar quiere despedirse en la cumbre. Thomas sueña con llegar a ella. Son los mejores. Se admiran. Se odian. Se necesitan.Detroit basa sus victorias en una implacable defensa unida al dominio de ambos tableros. En 13 partidos, ni Boston, Milwaukee o el mismínimo Jordan han sido capaces de hacerles 100 puntos. Mucha culpa la tienen Laimbeer, Salley, Edwards, Mahorne y, sobre todo, Rodman. Entre ellos hacen del rebote zona peligrosa para el rival.

Más información
Lakers y Pistons, dos estilos para un anillo de campeón

En la otra costa los Lakers llegan a la final con sus tres figuras en estado de gracia. Tanto Magic -cosa habitual- como Worthy y Scott atraviesan un momento dulce de juego, que junto a la mejora de prestaciones de Jabbar y los reservas, hacen de sus individualidades la mejor tarjeta de visita. Para ponerles a prueba, nada mejor que los bad boys.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS