Un juzgado sentencia que la 'Enciclopedia Catalana' no plagió al lingüista Pompeu Fabra

El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Barcelona ha dictado una sentencia en la que se desmiente que la Gran Encielopedia Catalana, el Diccionati de la Llengua Catalana y el Diccionari Enciclopèdic sean un plagio del diccionario de la lengua catalana elaborado en 1932 por el lingüista Pompeu Fabra y editado por Editora y Distribuidora Hispano Americana, SÁ (EDHASA). Con esta resolución judicial queda zanjado un importante pleito que enfrentaba a dos editoriales catalanas y que ponía en peligro la reedición y distribución de estas tres importantes obras culturales de Cataluña.

El pleito judicial se inició en 1984, cuando la editorial EDHASA presentó una demanda civil contra Enciclopédia Catalana SA, la Fundació Enciclopedia Catalana y las dos hijas de PomPeu Fabra -Carolina y María Dolors Fabra Mestre- a las que acusaba de supuesto plagio, al haber elaborado, editado y distribudido las tres obras antes citadas, basándose en el trabajo efectuado por el lingüista fallecido en 1948 y recogido en el Diccionari general de la llengua, cuya propiedad de edición ostentaba la firma. Los demandantes reclamaban importantes indemnizaciones económicas por este plagio, en las que se incluían 20 millones de pesetas como compensación de los daños morales, así como determinados porcentajes sobre los libros vendidos. Se solicitaba la retirada de las obras de las librerías.La editorial EDHASA pretendía con esta demanda judicial mantener el derecho de edición en exclusiva del diccionario de Porripeu Fabra. Pero además esta iniciativa suponía un enfrentamiento, abierto de la empresa contra las hijas del lingüista, que meses antes habían cedido globalmente los derechos intelectuales de la obra de su padre en favor de la Fundació Enciclopédia Catalana.

Portavoces de esta institución declararon, a raiz de la cesión, que se respetarían los derechos comerciales que determinadas editoriales ostentaban de la obra de Pompeu Fabra. Sin embargo en el transcurso de este pleito judicial los demandados reclamaron ante el mismo juzgado la anulación del contrato suscrito con EDHASA, para la publicación del diccionario.

Esta compleja trama de acusaciones ha sido estudiada durante-cuatro años, por el magistrado Francisco Javier Pereda Gámez, titular del juzgado de Primera Instancia número 7 de Barcelona. El magistrado dictó el pasado 20 de abril una sentencia salomónica, por la que se deja las cosas como estaban antes de iniciarse el pleito: EDHASA mantiene el derecho sobre el diccionario Fabra y se absuelve a la Enciclopedia de la acusación de plagio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de mayo de 1989.