Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos millones de griegos, en huelga

Dos millones de griegos siguieron ayer en todo el país el llamamiento a una huelga general de 24 horas efectuado por la Confederación General de Trabajadores Griegos (CGTG) para protestar por la "inadmisible" posición de la Unión de Industriales Griegos (SEV) sobre aumentos de salarios en 1989 y advertir a los empresarios que los trabajadores no aceptan el plan de austeridad.

La huelga fue convocada por la CGTG -que agrupa a 86 sindicatos, tanto de derecha como de izquierda- como consecuencia del estancamiento de las negociaciones sobre convenios colectivos para el presente año con la SEV.Los sindicalistas reclaman una compensación por la pérdida de poder adquisitivo, que estiman en torno al 16%, además de un aumento real de salarios del 3,3%. La SEV propone la subida del 9% prevista para este año más un 2,5% adicional. La diferencia entre las partes se sitúa en los 10 puntos.

El presidente de la CGTG, Lambros Canellopoulos, declaró que la confederación sindical organizará otras movilizaciones si los representantes de la patronal no cambian de posición en la próxima reunión bilateral, prevista para el próximo martes.

La huelga de ayer afectó a todo el sector privado y a una gran parte del sector público. Los transportes aéreos, marítimos y terrestres quedaron paralizados. El paro afectó asimismo a parte de la sanidad, correos, electricidad y comunicaciones.

Paralelamente al paro, los 50.000 empleados de banca comenzaron una huelga de 48 horas para obtener en su sector la firma de convenios colectivos y un alza de los salarios. Por su parte, los 45.000 empleados municipales prosiguen su huelga, que comenzó el pasado 22 de febrero, hasta el próximo domingo, también por razones salariales, lo que ha provocado graves problemas en las ciudades por el amontonamiento de desperdicios caseros. Los 7.000 médicos de la seguridad social prosiguen su huelga de 20 días por las mismas razones.En las ciudades griegas más importantes tuvieron lugar ayer concentraciones masivas, y la CGTG convocó una gran manifestación en Salónica, segunda localidad del país, donde la inactividad fue total.

En Atenas, 20.000 huelguistas desfilaron por las calles céntricas detrás de una gran pancarta con la frase Aumentos sustanciales. No a la austeridad. Después de congregarse ante la sede de la CGTG, los manifestantes se trasladaron al Ministerio de Economía, los locales de la SEV y el Parlamento gritando consignas tales como "Queremos convenios colectivos, no aumentos diarios de los precios". No faltaban consignas políticas contra la ola de escándalos que sacude el país y la petición de una nueva ley electoral con sistema proporcional, que debería regir en los comicios del próximo 18 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de marzo de 1989

Más información

  • El paro afecta a casi todos los sectores productivos privados y públicos.