ArchivoEdición impresa

Portadas de El País Portadas a la carta »

Regala algo diferente, regala una portada

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

Domingo, 6 de noviembre de 1988

Opinión

Editoriales

Un final entre bostezos

PASADO MAÑANA, los estadounidenses acudirán a las urnas para elegir a un nuevo presidente. Cerrarán así un proceso electoral sui generis, que empezó hace meses con elecciones primarias...

El 'harakiri' del mensajero

LA NEGATIVA del director del espacio España a las ocho, de Radio Nacional, a informar sobre el último comunicado de la organización terrorista ETA, acogiéndose a la cláusula de...

Tribunas

Yo también soy un liberal americano

Leonard Bernstein

Traducción: Carlos Scavino.

Cervantes, Shakespeare y la visita de Isabel II

Jesus de la Serna

"Cervantes y Shakespeare murieron el mismo día del mismo mes de 1616, pero la resistencia británica a aceptar el calendario gregoriano hizo que la historia registrase la efeméride en dos fechas...

Otros artículos

Para qué sirve el teatro

EDUARO HARO TECGLEN

El teatro ha desplegado ya todos sus artificios del principio de temporada y tenemos la cartelera cuajada de grandes nombres del pasado. Tirso y Calderón, Marlowe, Pirandello, O'Neffi. 0 Alberti,...

La fotografía, una guerra contra el tiempo

Leonardo Sciascia

Prefacio de un libro sobre el encuentro entre dos formas de expresión: la imagen y la literatura

Ante la fotografía estamos en el umbral de lo inefable, dice Sciascia en esta meditación sobre la fotografía y la escritura, prólogo al libro sobre Los escritores y la fotografía, que está a punto de publicar Editori Riuniti. Entre las representaciones que el hombre sabe dar de su vida, dice el autor siciliano, posiblemente nada hay más cercano a la abolición del tiempo que la fotografía y, a la vez, nada hay más lejano. En la guerra contra el tiempo, la fotografía, humilde y cotidiana, alcanza y sobrepasa al género histórico y a la novela

Referéndum de cristal

Juan Pando

La composición del problema del Sáhara Occidental se asemeja a la más difícil matemática. Su resolución a medio plazo, también; su futuro, en cambio, no.Si el tiempo histórico no se mide con...

El plan del secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, para realizar un referéndum para la independencia del Sáhara occidental goza tanto de transparencia como de fragilidad, dice el autor. Es, afirma, un referéndum de cristal, que puede convertirse en espejo que refleje seguridad para todos.

Morir de 'stop'

Milá

El último pasatiempo para matar el aburrimiento y la gente en la costa de la Romaña italiana: tirarse a ciegas, con el coche a toda velocidad, hacia uno o dos cruces de carretera. No respetar las...

Moneda

Manuel Vicent

Una civilización puede salvarse por una vasija rota, por un denario enterrado, por una estatua sumergida en el mar. En cualquier siglo de oro, las pasiones de los hombres conviven con los grandes...

Cartas

Revilla

Emilia Diazaraque. La Verdad es que no salgo de mi asombro con las reacciones oficiales sobre el caso Revilla. La incapacidad manifiesta del Gobierno para resolver el secuestro más largo de la historia no se puede solapar a base de querernos convencer de la culpabilidad de la familia, que, contra viento y marea, ha conseguido liberar al señor Revilla previo pago de su rescate.Honradamente creo que el Gobierno tiene el deber de impedir el pago, pero tampoco me cabe ninguna duda de la obligación que tiene la familia de hacer todo lo humanamente posible para liberar al secuestrado. ¿Qué habría hecho el señor Corcuera en su caso?No creo que se pueda achacar al señor Revilla el que, gracias a su dinero, ETA vaya a seguir actuando. Sería más bien obligación del Gobierno impedir que ETA secuestre a millonarios o asesine a los económicamente débiles. Supongo que bastante le reventará al señor Revilla y a su familia haber tenido que pagar una suma tan elevada de dinero y que toda una vida de trabajo le sirva para que le secuestren. Por lo menos le queda el consuelo de haberse podido pagar su liberación. Me imagino que el señor Revilla habría preferido mil veces destinar ese dinero a otra causa, pero las cosas son como son y, si el Gobierno es incapaz de impedir su secuestro, él y su familia son perfectamente libres de pagar su rescate si disponen de los medios.Y, para terminar, lo que me parece el colmo es que se pidan responsabilidades a la familia Revilla. Me encantaría saber qué responsabilidades puede pedir la familia Revilla al Gobierno por su lucida actuación, de palabra y obra, a lo largo y ancho de este secuestro. A mí, en su lugar, no me faltarían ganas.- María Jesús López Casas | Madrid.

Víctimas del terrorismo

Agustín Valladolid. | Madrid.

Funcionarios, un mundo aparte

María Elena Cecilia Díez

El 'Juana' y Nicaragua

Antonio Ferro de la Fuente.

Universidad, prohibido entrar

M. García Pérez y 79 firmas más.

Mofa del auditor

Gustavo F. Pachas.
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa


Webs de PRISA

cerrar ventana