Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Ministros estudia hoy el 6,6% de aumento en el sueldo de los funcionarios solicitado por las centrales

La oferta común que han realizado los sindicatos más representativos de la Administración sobre el incremento de la masa salarial de los funcionarios para 1989 se ha fijado en un 6,6%. Esta cifra se encuentra "muy alejado" del 3,7% de aumento ofrecido por el Gobierno, según ha declarado Teófilo Serrano, secretario de Estado para las Administraciones Públicas.El departamento presentará hoy ambas proposiciones al Consejo de Ministros, con la indicación de que la oferta de los sindicatos es "inadmisible". Si no se llegara a un acuerdo, el representante de la Administración no descarta la posibilidad de que los futuros presupuestos generales para 1989 contemplen un aumento de la masa salarial global del 3%. Por el momento, Administraciones Públicas ha citado a los sindicatos para el próximo lunes, a las cinco de la tarde. En esta reunión se les comunicaría la resolución gubernamental.

Para elaborar su contraoferta, los sindicatos han tomado como referencia la inflación interanual entre julio de 1987 y julio de 1988 -el 4,6%-, ya que "en este momento se desconoce la inflación definitiva a 31 de diciembre de 1988". A partir de este porcentaje se ha solicitado dos puntos más para garantizar de este modo la recuperación del poder adquisitivo de los funcionarios, que según ellos ha disminuido cerca del 20% en los últimos 10 años.

El secretario general de Planificación y Presupuestos del Ministerio de Economía y Hacienda, Antonio Zabalza, considera que las negociaciones han de partir del IPC previsto para 1989, que se ha establecido en el 3%. Según sus declaraciones en conferencia de prensa, esta decisión no variará aunque el IPC de agosto se sitúe por encima de este porcentaje, ya que "sólo afectaría al de 1988 y no al que se prevé para el próximo año". Por otro lado, entiende que la propuesta de los sindicatos toma como punto de referencia la inflación de junio, cuando "se sabe que la tasa de inflación tiende a la baja".

El 4,6% de inflación previsto por las cuatro centrales sindicales garantizaría de manera indirecta la recuperación del poder adquisitivo de los funcionarios. De este modo se daría una salida a la postura de la Administración, que no admite la existencia de una cláusula de revisión salarial ni de ninguna medida alternativa.

Los sindicatos CC OO, UGT y CSIF decidieron elaborar una plataforma común el pasado lunes, a la que se uniría posteriormente ELA-STV, para cerrar la posibilidad de que alguno de los sindicatos firmara en solitario un acuerdo con la Administración. Según fuentes ministeriales antes de la elaboración de esta oferta común mantuvieron reuniones bilaterales con UGT y CSIF, circunstancia que ha sido negada por ambas centrales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1988