Este año, carotenos

La moda de los alimentos saludables es más caprichosa que la que se encarga de vestimos. "Es una forma más de lucrarse. Alguien que sabe cómo ganar dinero, a partir de una revista científica donde se escribe que el zinc, por ejemplo, es bueno para una enfermedad -lo cual es cierto-, dice: 'Voy a venderlo', y lo pone de moda. La gente cree que es bueno; el por qué da lo mismo", dice Amold Bender."Hubo un médico que observó que en el Estado norteamericano de Vermont, donde la gente era especialmente longeva , se consumía vinagre de sidra, muy parecida a la de vino. Pensó inmediatamente que el alimento aumentaba la esperanza de vida. Y entonces empezó un gran negocio. Se vendió añadiéndole miel o sin ella. Se le atribuyó la curación de hasta 22 enfermedades, desde afecciones del corazón hasta hipertensión. Desde entonces, los libros venden el producto, el producto vende los libros y la creencia se ha perpetuado. Claro que el vinagre de vino es barato, el de sidra es caro...", concluye Bender con un gesto de resignación.

Más información

El científico británico asegura con cierta ironía que la moda alimenticia en Estados Unidos hace ahora dos años fue consumir alginato de selenio "como potente agente desintoxicante, invocando en su publicidad que se usaba ampliamente entre los expertos en nutrición"; la pasada temporada era el zinc, y este año los carotenos. "El año que viene, quién sabe...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de julio de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50