La policía polaca

disolvió ayer en menos de un minuto una manifestación frente a la Embajada de Rumania en Varsovia y detuvo al menos a 50 personas que trataban de desplegar pancartas de protesta. La manifestación de apoyo a las huelgas de Rumanía fue el primero de una serie de actos convocados por grupos disidentes en Varsovia, Moscú, Praga y Budapest.REUTER

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS