Un diputado canario exige al CDS que apoye a su padre para recuperar una alcaldía

El parlamentario regional Javier Bello Esquivel, de Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC) ha abierto una crisis en el seno del pacto de gobierno de esta comunidad autónoma al negarse a apoyar al CDS, que ostenta la presidencia del Ejecutivo. El diputado disidente pretende con esta medida de presión obligar al partido centrista a que dé el voto que necesita su padre, Juan Manuel Bello Ledesma, de AIC, para recuperar la alcaldía del Ayuntamiento de Adeje (Tenerife) que perdió tras las pasadas elecciones en favor del PSOE.

Este municipio tiene un gran peso en la política regional ya que es uno de los principales núcleos turísticos del archipiélago.El CDS preside el gabinete autonómico gracias al respaldo de AIC, AP y Agrupación Herreña Independiente (AHI). A pesar de este pacto (32 votos -con la baja de un diputado por enfermedad-, frente a 28 de la oposición), los centristas, que tienen la llave de la gobernabilidad de Adeje, evitaron que el padre del polémico diputado continuara la frente de la alcaldía al favorecer al candidato socialista, Miguel Rodríguez Fraga. Tanto el, PSOE como AIC cuentan con seis concejales cada uno y el CDS es el partido bisagra, con un edil, Arsenio González Castilla. Éste, que ocupa la cartera de urbanismo en el gobierno municipal socialista, se resiste a reproducir en la corporación el pacto autonómico y ha anunciado que, en caso de una moción de censura de AIC, seguirá dando su voto al PSOE.

La sorprendente decisión del diputado regional de AIC, que podría ser expulsado de su partido, se ha producido a raiz del acuerdo plenario del ayuntamiento (suscrito por el PSOE y el CDS) de denunciar ante la fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife al anterior alcalde por graves irregularidades durante su mandato.

El alcalde socialista ha acusado en una nota pública a la anterior mayoría municipal de pagar dos veces una misma certíficación de obra y cantidades no aprobadas, así como de una posible falsificación de documento oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de diciembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50