Tribuna:VUELTA CICLISTA A ESPAÑA
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Las dificultades del colombiano

J. M. Herrera, todos los corredores coinciden en ello, tiene muy difícil ganar la Vuelta. Él mismo reconoce que en la contra reloj puede perder entre un minuto y dos y que no tiene un buen equipo para responder a cualquier ataque en el llano. Pero ayer estaba radiante, dentro de su carácter apocado. Había ganado la etapa que define al mejor escalador, era su cumpleaños -hizo 26- y por primera vez se vistió de líder en una prueba importante.

El colombiano lleva años prometiendo, pero aún no ha escrito ninguna gesta. Lo mejor de su palmarés es haber ganado dos veces la Vuelta a Colombia y una etapa del Tour. Que le falta un buen equipo para mayores empresas es verdad, pero él se resiste a dejar el Café Colombia. Herrera cobra 22 millones de pesetas anuales, cifra que está al alcance de cualquier corredor medio-alto en Europa.

Más información
Duodécima etapa
Clasificaciones
Herrera, vencedor en los lagos de Covadonga, líder

Han sido ya varias las firmas que han intentado ficharle, pero se ha negado a hacerlo. Ha pesado más su sentido patriótico que el dinero o la gloria.

Para que Herrera ganase la Vuelta no tendría que ceder más de un minuto en los 24 kilómetros contra reloj de Valladolid, el próximo lunes, ni tampoco ceder tiempo en las etapas llanas que restan. A su favor cuenta con tres, las que preceden a la final, por el sistema Central. Herrera les concede gran importancia, pero, aunque haya que pasar por 16 puertos, ninguna llegada será en una cima.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS