Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DIÁLOGO ENTRE LAS SUPERPOTENCIAS

España cree que se sirven los intereses europeos

El ministro de Asuntos Exteriores español, Francisco Fernández Ordóñez, estima que la oferta soviética merece "una consideración positiva", y que un acuerdo como el apuntado por la URSS "está en el interés de Europa". "La decisión de la URSS de aceptar la posibilidad de un acuerdo independiente en el tema de las fuerzas de alcance intermedio merece una consideración positiva", dijo ayer el jefe de la diplomacia española antes de emprender viaje oficial a Polonia."España ha venido insistiendo en que es posible llegar a un acuerdo de eliminación de los misiles nucleares de alcance intermedio con independencia de un acuerdo sobre armas estratégicas, ofensivas o defensivas, y un acuerdo de esta naturaleza está en el interés de Europa", comentó.

El ministro consideró además que un acuerdo sobre la eliminación de las fuerzas nucleares intermedias (INF o euromisiles) de Europa "puede contribuir a facilitar el entendimiento entre las superpotencias respecto a las armas estratégicas y espaciales, es decir, a avanzar en las perspectivas de desarme entreabiertas en Reikiavik". España sigue apoyando la reducción en cinco años de un 50% de todas las armas estratégicas de las superpotencias. El ministro recordó la posición española de que los trabajos sobre la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) "respeten estrictamente el tratado ABM" de 1972, sobre limitacíón de sistemas de defensa contra los misiles balísticos. "En todo caso", consideró Fernández Ordóñez, "no debe procederse a ningún despliegue de defensas estratégicas sin que medie un acuerdo al respecto entre EE UU y la Unión Soviética, acuerdo que deberá tomar adecuadamente en consideración los intereses de seguridad en Europa".

El presidente del Gobierno, Felipe González, suscribió la opción cero para los euromisiles en 1983, antes incluso de su "apoyo" y "comprensión", en mayo de ese año, a la decisión atlántica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987