Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruptura entre aparato y bases

Los miembros de la llamada corriente democratizadora del PRI denuncian la ruptura entre el aparato del Gobierno y las bases del partido. Los democratizadores consideran que el peso de la Administración ha dejado reducido el partido a un papel secundario.Los democratizadores del PRI critican que entre los que se barajan como posibles tapados no haya ninguno que pueda presentar una carrera política en las filas del partido. Se trata de políticos que han pasado casi toda su vida en cargos del Gobierno o en las empresas paraestatales.

El miembro más visible de la llamada corriente democratizadora del PRI es Porfirio Muñoz Ledo, ex secretario en el Gobierno de los presidentes Luis Echeverría y José López Portillo y ex embajador de México ante la ONU.

En una reciente entrevista, Muñoz Ledo dijo: "No estamos enfrentados al Gobierno ni deseamos estarlo, pero difícilmente podríamos aceptar que empleados públicos de alta jerarquía, validos del poder de camarilla omnímoda de que han disfrutado, nos agrediesen por la sola razón de que divergimos de sus dogmas justificativos en los que nadie cree".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987