Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McFarlane dice que quiso suicidarse por su sensación de fracaso

El ex consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos Robert McFarlane decidió suicidarse al sentir que había fallado a su país, afirma en su primera entrevista tras su intento de quitarse la vida mediante una sobredosis de tranquilizantes, hace tres semanas.McFarlane, que aún está recuperándose en el hospital naval de Bethesda (Maryland), negó que su depresión fuera causada por haber declarado ante la comisión Tower y otras comisiones que investigan el escándalo del Irangate o por las consecuencias personales y familiares que podrían derivarse de su actuación. "Lo que realmente me llevó a la desesperación fue la sensación de haber fallado al país", afirma. "Si hubiera seguido en la Casa Blanca", agrega, "estoy seguro de que podría haber evitado que las cosas empeoraran". Su mujer, Jonda, presente en la entrevista, interviene: "¿Pero cómo?". "El presidente [Reagan] no solía escucharme mucho", reconoce McFarlane, "pero podía haber convencido a otros que sí tenían influencia con el presidente. Podría haber intentado que [el secretario de Estado] George Shultz adoptara posiciones más firmes".

El ex consejero de Seguridad Nacional, uno de los hombres clave de la operación de venta clandestina de armas a Irán afirma que el presidente Reagan le llamó por teléfono al hospital, tras su intento de suicidio, y le dijo: "Usted no me falló en absoluto; [la operación iraníl era un objetivo muy difícil de conseguir, y no debe usted culparse por no haberlo logrado".

McFarlane, quien confirmó en la entrevista que Reagan no solía interesarse demasiado en los asuntos internacionales, sigue defendiendo lo que, según dice, era la idea inicial del Irangate: abrir líneas de comunicación entre Washington y los dirigentes iraníes moderados.

"Ellos pueden hacer disparatadas declaraciones denunciando a Estados Unidos ante sus audiencias, pero el Gobierno iraní está cambiando y muchos líderes son conscientes de su vulnerabilidad frente a las presiones de la Unión Soviética y buscan una relación con Occidente, particularmente con EE UU", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987