LA MUERTE DE UN 'ETARRA' HISTÓRICO

Argel medió entre el activista y un representante de Interior

El dirigente de ETA Txomin Iturbe y el abogado José Argote, asesor para asuntos jurídicos del Ministerio del Interior, sostuvieron un encuentro en Argel en noviembre de 1986 a instancia española y con consentimiento y mediación de las autoridades argelinas. Este encuentro fue breve y calificado en su día por fuentes próximas como de "tenso diálogo de sordos". Argote expuso a Txomin la oferta de paz del Ministerio del Interior (entrega de las armas y reinserción), y el dirigente de ETA mantuvo su tesis, basada en la alternativa KAS.El encuentro, más que una oportunidad para el Gobierno español de explicar directamente sus tesis a la dirección de ETA, sirvió a Argel para confirmar la falta de entendimiento entre las dos partes.

La presencia de Txomin desde agosto en la capital argelina movilizó inmediatamente a los servicios policiales españoles. Días después de que se conociera su presencia en Argel, el sargento de los servicios especiales de la Guardia Civil Herguedas Piernas viajó en secreto a Argelia para realizar un informe. Luego se desplazaron, también sin publicidad, el entonces subsecretario del Ministerio del Interior, Rafael Vera, y una amplia delegación policial.

Por último, se produjo la visita oficial del vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, interlocutor que los argelinos exigieron en su momento para resolver personalmente sus diferencias con España. Los próximos días 30 y 31 de marzo está programada una visita oficial a Argel del ministro de Asuntos Exteriores, Fernández Ordoñez, quien tiene prevista una entrevista con el presidente Chadli Benjedid.

Reagrupamiento

Rafael Vera, en su viaje a Argelia, consiguió un acuerdo con las autoridades de ese país mediante el cual Argel se comprometían a acoger a etarras, evitando que su reagrupamiento pudiera afectar a intereses españoles, informa Javier García. Los argelinos prometían informar de los movimientos de los etarras.Previamente, los servicios de información españoles habían descubierto que, poco después de la llegada de Txomin a Argelia, el responsable del área internacional de la organización terrorista, Javier María Larreategui Cuadra (Atxulo), viajó a Argel, y, al parecer, se entrevistó con el dirigente histórico de ETA. Posteriormente estos mismos servicios detectaron que José Luis Ansola Larrañaga, Pello el viejo, había escapado de Cuba y logró entrevistarse con Iturbe Abasolo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS