Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Petrolis de Catalunya no entrará en funcionamiento, según el ex 'conseller'de Industria Joan Hortalà

La sociedad Petrolis de Cataluña se constituyó oficialmente ante notario el pasado viernes, pero es probable que no llegue a entrar nunca en funcionamiento, según reconoció ayer el ex conseller de Industria de la Generalitat Joan Hortalà en su despedida de los medios de comunicación. Petrolis, cuya finalidad inicial estaba inspirada en un proyecto de "autonomía energética" de Cataluña, ha sufrido, según Hortalà, las consecuencias de una fuerte presión ejercida por las empresas e instituciones españolas del sector petrolero.

Una de las firmas que, según fuentes de la Generalitat, más se ha opuesto a Petrolis es CEPSA (Compañía Española de Petróleos), empresa de refino del Banco Central y cuya dirección ejecutiva era ejercida hasta hace unas semanas por el nuevo presidente de FECSA, Luis Magaña. Según fuentes de la Generalitat, que calificaron de "fortísimas" las presiones de Magaña contra Petrolis, éste llegó a condicionar su presencia en FECSA a que Hortalà enterrara definitivamente su proyecto de autonomía energética.A las presiones de Alfonso Escámez, presidente del Banco Central, y Magaña ante Pujol habría que áñadir una gestión del propio ministro de Economía, Carlos Solchaga, ante Claudio Boada, presidente del Banco Hispano Americano, para que éste retirara su inicial apoyo a Petrolis. Campsa y el INH (Instituto Nacional de Hidrocarbaros) también habrían presionado, según Hortalà. Tanto Campsa como el INH han efectuado últimamente declaraciones en las que restaban importancia e incluso viabilidad al proyecto de Petrolis, pero han negado haberse opuesto activamente al mismo.

La sociedad que se constituyó el viernes bajo el nombre de Petrolis de Cataluña, con un capital de 100 millones del que se ha desembolsado un 25%, está compuesta por la Generalitat (36%), concesionarios de Campsa (34%), la. firma francesa Dineff (15%) y la suiza Grissard-Avia (15%). Hortalà reconoció que el proyecto podría quedarse en esa acción formal -aún no ratificada por los socios-, aunque precisó que "si algún día llegara a funcionar, podría funcionar muy bien".

Recuperación de Ribera

El nuevo conseller de Industria, Macià Alavedra, que ayer tomó posesión, encontrará prácticamente resuelto el problema de Metales y Platería Ribera, empresa en suspensión de pagos que el departamento había decidido "tutelar", en expresión cuyo alcance nunca quedó aclarado. Fuentes próximas a Hortalà comentaron que en los próximos días se firmará un convenio con los acreedores -en cuya negociación ha intervenido la Generalitat- y precisaron que la suspensión de pagos se levantará dos meses después, con lo que desaparecerá también la "tutela".En lo que se refiere a la empresa electrónica Piher, parece probable también un próximo desenlace a su crisis, aunque en un sentido menos positivo. La firma danesa de electrónica Vitron podría decidir acogerse a los beneficios de la ZUR (Zona de Urgente Reindustrialización) de Barcelona e instalar una nueva factoría en Cataluña, que podría absorber la mayor parte de las plantillas de Piher en Badalona y Granollers.

Todo ello forma parte de un plan negociado entre Vitron y la Generalitat en el que aún quedan cabos sueltos, entre ellos la ampliación de la ZUR barcelonesa y la aplicación del plan de reconversión a los trabajadores. Los activos industriales y las deudas quedarían en manos de los propietarios de Piher, la familia Heredero.

Las negociaciones entre el grupo de electrodomésticos Corberó y la compañía sueca Electrolux siguen adelante, aunque se ha rechazado la primera oferta de los suecos, en la que aceptaban quedarse con las, instalaciones y con la mayor parte de los trabajadores, pero no con las deudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987

Más información

  • Metales y Platería Ribera prepara el levantamiento de su suspensión de pagos