Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
37º FESTIVAL DE CINE DE BERLÍN

Debates sobre cine y política llenan la última jornada

Tres películas -la soviética Chernobil, la italiana El caso Moro y la británica Camaradas-, complementadas con conferencias de prensa del ruso Elem Klimov, del actor Gian Maria Volonté -que interpreta al personaje de Aldo Moro-, y del director escocés Bill Douglas, llenaron ayer con debates políticos de muy diverso estilo las pantallas y las tribunas de Berlín 87. Hoy, día de la clausura, el jurado internacional que preside el actor austriaco Klaus Maria Brandauer dará a conocer el reparto oficial de galardones y, por la noche, en el Zoo Palast, se proyectará el filme de Klimov Adiós a Madiora, en la última sesión especial de esta edición del festival.

A primeras horas de la mañana, el presidente de la Asociación de Cineastas Soviéticos, Elem Klimov, entabló una animada conversación con los periodistas, en la que insistió en los puntos esenciales del programa de democratización del cine soviético emprendido el pasado mes de noviembre por el quinto congreso del organismo que preside.Las ideas de Klimov han traído a un festival occidental un lenguaje inédito en las declaraciones públicas de los cineastas soviéticos: "En la Unión Soviética comenzamos", dijo Klimov, "a vivir una segunda juventud. La censura del Estado y del partido van a desaparecer, o quedarán reducidas a cuestiones de su competencia, como son los secretos de Estado o asuntos semejantes; pero del lenguaje y del contenido de nuestras películas seremos exclusivamente nosotros los únicos responsables. No delegaremos nuestra libertad en nadie".

Después de hacer un encendido elogio a la figura del desaparecido cineasta exiliado Andrei Tarkovski, añadió Klimov: "Haremos el cine que nuestra sociedad nos pide. En mi país hay quienes tienen privilegios y quieren mantenerlos, pero nosotros somos revolucionarios y no necesitaremos que nadie nos diga qué hemos de hacer para comportarnos como patriotas. Todas las reformas emprendidas están destinadas a garantizar la libertad creadora y no conozco a ningún cineasta soviético que no sea partidario de ellas".

Tras la declaración de principios de Klimov, el escocés Bill Douglas presentó Camaradas, filme político de tres horas de duración en el que se hace un canto a los pioneros del sindicalismo campesino británico, a través del relato de una huelga de braceros ocurrida en 1830 que desembocó en la primera organización de defensa de la clase obrera en las zonas rurales del sur de Inglaterra. El filme, aunque es interesante, tiene un ritmo muy lento y, dada su larga duración, lleva dentro de sí su peor enemigo.

El caso Moro es una película del documentalista Giuseppe Ferrara, que ha reconstruido el embrollo creado en Italia por el secuestro y asesinato llevado a cabo por las Brigadas Rojas en la primavera de 1978 del presidente de la Democracia Cristiana, Aldo Moro, después de que este político desencadenara una estrategia de apertura a la izquierda que agitó y dividió profundamente a la cúpula de su partido. El caso Moro reproduce por un lado el hervidero político de una Italia en carne viva y conmocnonada por el suceso, y por otro la tragedia personal de Moro y, su esposa, interpretados por Gian Marla Volonté y la española Margarita Lozano.

Volonté asistió, con el realizador Ferrara, a la conferencia de prensa. Actor y director insistieron en los postulados izquierdistas de la película, que carga la responsabilidad de la muerte de Moro en los responsables de la línea dura de la Democracia Cristiana. Según Ferrara, "hemos consultado 20 libros sobre el asesinato de Moro y cada contenido de la película está verificado, aunque todavía hay muchos enigmas sin resolver".

Volonté caracteriza con exactitud física al político italiano, pero la película es epidérmica y reconstruye los datos fundamentales del suceso sin profundizar en ellos ni, sobre todo, alcanzar a dar a las imágenes la complejidad y, el dramatismo de lo que cuenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987