Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jueces para la Democracia acusa al Ejecutivo de olvidar promesas electorales

La comisión sobre corrupción judicial de Jueces para la Democracia (JD), reunida en Alicante el pasado fin de semana, ha acusado al Gobierno de falta de voluntad para solucionar los problemas de la justicia porque "ningún poder tiende a recortarse el suyo propio" y "porque una actuación judicial independiente, si contara con medios suficientes, resaltaría el incumplimiento de promesas electorales". La comisión ha constatado la existencia de corrupción en el ámbito judicial "no menor que la de otras administraciones" y ha propuesto, entre otras soluciones, la creación de una auténtica policía judicial, la reorganización de los juzgados y procedimientos más ágiles.

La reunión era preparatoria de las jornadas que sobre la corrupción ha organizado para el próximo mes de enero el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De esta comisión forman parte diversos miembros de la comisión permanente y del secretariado de JD, colectivo que agrupa al sector progresista de la judicatura.

Entre las críticas de los jueces al Gobierno figuran el incumplimiento de los plazos previstos por el Ministerio de Justicia para la presentación en el Parlamento de la ley de plantas y otras previstas en el programa electoral y la aparente inexistencia, en la práctica, de delitos fiscales y ecológicos.

En tono autocrítico, la comisión ha hecho notar la existencia de una corrupción pasiva entre los jueces que dedican parte de su tiempo de trabajo en el juzgado o la sala a funciones tales como escribir tesis o libros o preparar alumnos. Señalan, asimismo, que tanto entre los secretarios como entre el personal auxiliar se da una corrupción activa de percepción indebida de dinero. Entre las propuestas de la comisión figuran la instauración de procedimientos ágiles, orales y rápidos en todas las jurisdicciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de noviembre de 1986