Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penderecki clausura el Festival de Organo de León

El Réquiem polaco, de Krzysztof Penderecki, interpretado por la Orquesta Sinfónica de la Radio de Cracovia y el coro de la Filarmónica Nacional de Varsovia, clausuró en la noche del miércoles, en la catedral de León, el III Festival Internacional de órgano de esta ciudad. Unas 2.000 personas asistieron al estreno en España de esta gran obra, de la que el mismo autor ha señalado, sobrepasados los 50 años, que "sólo cabe escribir una vez cumplidos los 70". Fruto de los últimos años de trabajo, el Réquiem Polaco, en opinión de su creador, quizá no podía haberse hecho realidad sin los problemas sociales y políticos que viene padeciendo Polonia en este siglo.El inicio, encargo de Lech Walessa para la conmemoración del décimo aniversario de los problemas obreros, de Danzig de 1970, fue estrenado en diciembre de 1980, coincidliendo con la inauguración del monumento de dicado a las víctirias, y pertenece, al igual que el Agnus dei -dedicatoria espontánea al cardenal Wyszynski-, al período neorromántico de Penderecki. El Réquiem fue estrenado en septiembre de 1984 en Stuttgart, bajo la dirección de Rostropovich.

El II Festival Internacional de órgano Catedral de León, celebrado del 22 de septiembre al 8 de octubre, ha estado dedicado al musicólogo español Samuel Rubio, recientemente fallecido, y ha rendido homenaje a los compositores españoles José Antonio de Donostia, Jesús Guridi y ósca Esplá y al francés Marcel Dubré, en el centenario de su nacimiento. Sus obras han sido interpretadas por los organistas José Manuel Azktie, Josep María Mas i Bonet, Adolfo Gutiérrez Viejo (promotor del festival) y María Teresa Martínez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 1986