LAS CONSECUENCIAS DE LAS ELECCIONES

El desastre de los aliados

En Coalición Galega (CG), que perdió la mitad de los votos que obtuvo en las autonómicas, el desastre electoral amenaza con convulsiones profundas. José Enrique Rodríguez Peña, secretario general de este partido, opina que el congreso que celebrarán después del verano adoptará "medidas imprescindibles", sin descartar "algún movimiento en el liderazgo del partido". Este dirigente atribuye los malos resultados de CG a que su identificación con el PRD en esta campaña ha perjudicado su imagen galleguista. Rodríguez, del sector progresista de CG, culpa también del retroceso electoral a la mala imagen que ofrecieron cuando negociaron con socialistas y Coalición Popular el apoyo al candidato de unos y otros a la presidencia de la Xunta, favoreciendo finalmente la elección del popular.Para el consejo político de Unió Mallorquina (UM), que ha perdido la mitad de sus votos obtenidos en las autonómicas, el fracaso electoral se debió fundamentalmente a que el mensaje reformista "no se ha entendido". "Lo que no significa que no fuera el más adecuado", precisó Guillermo Vidal, secretario del partido balear. Que sea catalán Roca "ha influido también, por desgracia", añadió.

Más información

"Somos nacionalistas y creemos que un catalán puede Regar a la Moncloa, pero el líder debe ser del PRD", argumentó Vidal. "El error fue perder nuestras señas de identidad, ir como PRD y no como Unió Mallorquina. Eso nos ha hecho daño, porque nuestra identidad era conocida.

UM está dispuesta a "poner los intereses de Mallorca por encima de todo", afirma Vidal. "Nuestra meta y nuestro camino es Mallorca. No cuestionamos las relaciones con el PRD, aunque habrá que esperar cómo queda este partido, pero yo personalmente opino que si el PRD perjudica a Unió Mallorquina, antes está Unió Mallorquina que el PRD".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de julio de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50