Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA ELECTORAL

Roca niega que le perjudique el hecho de ser catalán

Miquel Roca, candidato de Convergencia i Unió y del Partido Reformista a la presidencia del Gobierno, dijo ayer en Barcelona: "La única acusación que formulan contra mí en el resto de España es mi catalanidad. La única. Es muy pobre la argumentación. Si tienen que recurrir a esto es que tienen poco". Roca protagonizó ayer un mitin en un entoldado, en el barrio de Les Corts, ante unas 2.500 personas. Roca ha negado sistemáticamente durante su reciente periplo electoral por Castilla y León que se produzca un rechazo a su liderazgo reformista a causa de su condición de catalán.

Sin embargo, no ha habido conferencia de prensa o acto público en cualquiera de las capitales de esa comunidad en los que los periodistas locales o asistentes no le hayan planteado la cuestión: ¿Cree usted posible que un catalán pueda llegar a presidente del Gobierno?".El inspirador de la operación reformista considera que esa curiosidad y, en algunos casos, prejuicio sólo se produce entre periodistas y sectores muy politizados. "En los actos; públicos, en las reuniones que celebro, cuando saludo a la gente por la calle, nunca me plantean esa cuestión", afirma.

Los periodistas que le acompañan en su viaje han hecho acopio, sin embargo, de anécdotas que inducen a pensar que esos prejuicios están más extendidos. La señora que, a su paso, comenta: "Ese viene a pedirnos el voto en castellano porque estamos en elecciones" o "sí, me gusta lo que dice, pero es catalán" por ejemplo. Roca resta importancia a estas anécdotas cuando se le pide su opinión: "Es como cuando a Fraga alguien le llama fascista por la calle, o a Felipe, rojo; siempre puede ocurrir, pero no es significativo". De hecho, cuando un grupo de jubilados se opuso ruidosamente, en Valladolid, a que visitara un hogar del pensionista, se oyeron gritos aislados de "viva España" o "vete a tu tierra".

El pasado martes, el candidato reformista, cansado de oír siempre la misma pregunta en las conferencias de prensa con los medios regionales, y visiblemente molesto por el editorial que le dedicaba EL PAIS, espetó una respuesta más contundente de la que era e n él habitual: "Si todo el problema de esta campaña es saber si un catalán puede o no acceder a la presidencia, entonces la trascendencia de esta campaña es importantísima, porque pone en cuestión todo el modelo onvivencial espahol".

Roca repitió esos días que él asume su condición de catalán, de,la que está orgulloso, "como lo están los andaluces o los castellanos de serlo", aunque no hace ostentación de ello y ofrece una imagen de político nacional (o estatal) no vinculado expresa mente a ninguna comunidad te' rritorial y menos a una ideología nacionalista.

Resulta significativo de esa ac titud de cierto receló ante lo catalán el miniescándalo re-flejado por la Prensa re gional de Castilla y León ante el hecho de que TVE, en sus espacios informati vos del lunes, ofreciera un repor taje sobre las actividades de Roca, el día anterior, en Badalona, en el que el líder reformista aparecía hablando en catalán Y con subtítulos en castellano.

Los periodistas, así como algunos políticos reformistas, lo atribuyeron a una "manipulación" de TVE. La misma interpretación hizo uno de los participantes en el coloquio de Roca en el club Siglo XXI de Madrid. Roca aclaró que no existía tal manipulación, pues él hablaba catalán en Cataluña y castellano en el resto de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1986

Más información

  • El inspirador del Partido Refórmista, en su circunscripción electoral