Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA ELECTORALCuatro años de gestión socialista / 5. LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Más agilidad en un número reducido de trámites burocráticos

El PSOE ha vuelto a incluir en su programa para las elecciones del 22 de junio el compromiso de acercar la Administración a los administrados, lo que testimonia en alguna medida los insuficientes pasos que ha dado el Gobierno en este terreno a lo largo del último cuatrienio. El ciudadano sólo ha notado una mejoría en la atención que se le dispensa desde la Administración en un número reducido de ventanillas burocráticas o en la tramitación de un pequeño número de documentos.La simplificación y agilización de los trámites administrativos se ha circunscrito a algunos documentos como el asaporte (se ha eliminado la exigencia de la cartilla militar o el certificado de antecedentes penales), el carné de identidad, las tramitaciones en registros consulares en el extranjero y registros civiles en España, las condiciones para el reconocimiento de minusvalías, las denuncias en comisarías y la racionalización de los procedimientos tributarios y contables.

La medida más importante, en principio, adoptada en vísperas de las elecciones de junio ha sidó la creación de, una denominada ventanilla única para . creación de empresas (aprobada el 9 de mayo por el Consejo de Ministros), que afecta a todas las Administraciones y las obliga a coordinarse. Se introduce por primera vez el silencio administrativo con carácter positivo para el ciudadano cuando la regla general en la Administración era la contraria. La primera ventanilla única para creación de empresas se instalará, en plan piloto, en Madrid.

Otros trámites que afectan a la práctica totalidad de la población, y que en muchos casos provocan graves perjuicios a las clases más desfavórecidas, no han mejorado sustancialmente a lo largo de la última legislatura. Los trámites para cobrar pensión. de la Seguridad Social han continuado costando entre cinco meses y un año, lo que ha colocado a muchos trabajadores jubilados en graves dificultades para subsistir durante ese período. Una situación parecida se está dando en clases pasivas, especialmente tras la ampliación de estas, prestaciones a colectivos de pensionistas de la guerra civil. La maquinaria de la justicia continúa siendo excesivamente lenta, y en lo relativo a atención sanitaria, algunos ciudadanos tienen que esperar meses para que los niédicos les realicen determinadas pruebas o procedan a operarlos de algunas dolencias.

La supresión de 130 organismos autónomos en la Administración y la simplificación de algunos trámites ha disminuido algo el excesivo número de ventanillas de la burocracia estatal pero, de forma paralela, se han abierto muchas otras a cargo de las nuevas Administraciones autónomas y municipales.

Otra medida, prevista en el programa y cuya adopción al principio de la legislatura creó grandes expectativis de cambio y mejora entre los ciudadanos, fue el estricto control de horarios en la Administración. Los primeros meses hubo, incluso, grandes aglomeraciones de tráfico provocadas por el inusitado número de funcionarios que acudieron puntualmente a sus puestos de trabajo. Hoy, y a pesar de haberse instalado relojes de control en la mayoría de las oficinas públicas, es frecuente encontrar numerosos grupos de funcionarios desayunando pausadamente a media mañana en los bares próximos a, los ministerios o funcionarias realizando la compra en los grandes almacenes vecinos al complejo de los Nuevos Ministerios.

La apertura de ventanillas por la tarde, según CC OO, sólo sirve para el registro de entrada de algunos documentos y para informar al ciudadano de la ventanilla a la que tendrá que acudir a la mañana siguiente.

El mayor esfuerzo de acercar la Administración a los ciudadanos en la legislatura ha sido el realizado por el Ministerio de Hacienda que, urgido por la necesidad de aumentar la recaudación y de introducir nuevos tributos, como el IVA, ha simplificado los formularios de declaración, ha descentralizado sus oficinas, llevándolas a todos los distritos, y ha. realizado un importante esfuerzo de información al contribuyente sobre plazos de tributación en televisión, radio y prensa.

En cuatro años, se han elaborado hasta 30 folletos de información a los ciudadanos, pero su eco y conocimiento entre los usuarios ha sido muy escaso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1986