Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÉXICO 86

Mexicano anuncia medidas contra los gamberros

Las autoridades mexicanas han anunciado una serie de medidas para imponer el orden y cortar desmanes como los que se produjeron al término del partido, México-Bélgica, cuando en la madrugada del miércoles la fiesta por la victoria degeneró en una orgía de violencia. Los diarios matutinos de la capital mexicana, que, con excepción de La Jornada, casi habían ignorado por completo los desórdenes de la madrugada-del miércoles, publicaron ayer el resultado de los disturbios y el anuncio, de que la policía intervendrá para cortar nuevas acciones de violencia.

El balance de heridos es superior al que circuló en un primer momento en la mañana de¡ miércoles. Se dan cifras de 250 lesionados y heridos, entre los que había, dos casos de fractura de cráneo, por caerse de la columna del Ángel de la Independencia. Hubo además, atropellados por coches que se lanzaron contra la muchedumbre, más los que sufrieron las consecuencias del contacto con las porras de la policía, qué informó de 134 detenidos, de los que 79 quedaron encarcelados.Daños

Entre los daños destacan los sufridos por el monumento a la independencia mexicana, la columna coronada por un ángel dorado que está situado en el corazón mismo del Paseo de la Reforma. Al cura Hidalgo, los gamberros le amputaron los dedos y le rompieron la bandera, robaron la espada de Vicente Guerrero, desapareció el Ebro de visitantes ilustres, destrozaron la lámpara votiva donde ardía el fuego eterno, demolieron la puerta de acceso al monumento y trataron, en vano, de profanar las tumbas donde reposan los restos de los héroes de la independencia patria. En las paredes del interior del monumento pintaron esta frase: "Chinguen a su madre los gringos".

Al conocerse más detalles de lo ocurrido la madrugada del miércoles, se pudo saber que los disparos efectuados cerca del monumento de la Independencia, procedían de las armas de los vigilantes del lujoso y próximo hotel María Isabel Sheraton. Los vigilantes dispararon ante la amenaza de las turbas, que anteriormente habían causado destrozos en varios locales de la zona. Sin embargo, no hay constancia de que se hayan producido heridos de bala.

Llama la atención la actitud de la policía, tanto en la forma de reprimir la violencia como en la de informar de lo ocurrido. Hasta las dos de la madrugada del miércoles (10.00 hora peninsular española), la policía no intervino, a pesar de los desmanes. Después comenzó la represión y en 19 minutos la policía desalojó a unas 3.000 personas que todavía permanecían en el lugar. Mientras ocurrían estos desmanes, como si tratasen una vez más de ocultar lo ocurrido, barrer debajo de la alfrombra, los partes policiales hablaban de "sin novedad" y "clima de tranquilidad".

El periódico La Jornada informa que "a la hora de poner freno al vandalismo, la policía utilizó métodos que podrían ser calificados de heterodoxos". Según el periódico, "las noches de gritos habían afilado los dientes a la policía", y añade: "Era la noche de la venganza, sobre el camellón (acera) que da al Ángel se formó una larga fila de uniformados, que acomodó en hileras las botellas que quedaban. Las tenían a mano y cada vez que pasaba un automóvil las lanzaban con ferocidad sobre parabrisas y puertas. Ahora el silencio venía de la contraparte. No hubo actas levantadas contra la policía". El periódico resume: "El de la Independencia pareció entonces el Ángel exterminador".

Medidas

Las autoridades han anunciado una serie de medidas para evitar la repetición de los desmanes. El próximo día crítico será el sábado, con motivo del partido México-Paraguay. La madrugada del miércoles los manifestantes gritaban les dimos a los belgas, sigue Paraguay", .a Paraguay le vamos a dar por ahí" y también "no queremos frijoles, queremos muchos goles". Este eslogan es una transformación del que manejaron grupos de manifestantes opuestos al Mundial de Fútbol, días atrás cuando gritaban: "no queremos goles, queremos frijoles".

El procurador (fiscal) de Justicia del Distrito Federal, Renato Sales, declaró que "las autoridades actuarán con la mayor energía en contra de quienes se aprovechan del júbilo popular para cometer actos de vandalismo". Añadió el funcionario que "no habrá impunidad de ningún género para este tipo de acciones, que perturban la tranquilidad. pública y genera actitudes delictivas".

Las autoridades anunciaron la puesta en marcha de un dispositivo para guardar el orden público. Se establece una protección especial para los monumentos nacionales y se acuerda reparar los dados causados. Ha quedado prohibida la venta de bebidas alcohólicas en la vía pública y se advierte que se procederá a cortar todo acto de vandalismo.

En un editorial sobre "Violencia y fútbol", el diario La Jornada, de tendencia independiente de izquierda, relaciona lo ocurrido con "la preparación delirante, obsesiva, contraria a toda razón, y a todo interés de la nación, con que se organizó este campeonato mundial, como si en él se jugara el honor y el destino de México". El diario concluye con una llamada a la cordura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1986

Más información

  • El número de heridos el miércoles fue de 250 y la policía practicó 134 detenciones