Crítica:CINE / 'REMO'
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El amigo oriental

Si James Bond aprovechaba una falsa defunción para combatir más eficazmente contra la maligna Spectra -ése era el ardid en Sólo se vive dos veces-, Remo hace lo propio para mejor combatir el mal. Bond, al menos eso creo recordar, se sometía a una operación de cirugía plástica que orientalizaba sus rasgos, y después pasaba un breve período de formación en una escuela nipona de artes marciales. A Remo también le cambian el rostro y le ponen un profesor oriental. Sólo que éste es mucho más protagonista que el propio Remo, pues sus ardides para aplicar el zen a la lucha contra las balas no dejan de ser sorprendentes.Este profesor es Joel Grey, el oscarizado maestro de ceremonias de Cabaret, aquí irreconocible gracias a un meticuloso trabajo del maquillador y del intérprete, que ha adoptado una gestualidad y una voz que en nada recuerdan al burlón y patético presentador del local berlinés. Su composición del personaje, hecha de pequeños detalles y mucho humor, sin caer nunca en la parodia, es lo mejor de esta película que se parece a tantas otras.

Remo, desarmado y peligroso

Director: Guy Hamilton. Intérpretes: Fred Ward y Joel Grey. Estadounidense, 1986. Salas de Madrid: Sainz de Baranda, Rosales, Gayarre, Multicines.

Remo es un nombre cuya fonética nos hace pensar en Rambo. El proyecto preveía que el filme se convirtiera en el primero de una serie de aventuras, pero lo más probable es que la continuidad, de haberla, se asegure a través de telefilines, destino menos glorioso que el del Bond al que se quiere sustituir aprovechando los achaques de la edad. Las secuencias de acción más espectaculares -como la de la lucha subidos a un andamio que rodea la estatua de la libertad- están inspiradas en Alfred Hitchcock o en otros cineastas de menor lustre.

Todo, en definitiva, hace que Remo, desarmado y peligroso sea una película que nos parezca que ya la hemos visto. Eso tiene ventajas e inconvenientes, pues a menudo son muchos los espectadores que gustan del carácter casi clónico de ciertos trabajos supuestamente artísticos, reservando el área de novedades admisibles a la presentación de gadgets o trucos mortíferos. En este sentido no se sentirán defraudados.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS