Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres 'maquis' recuerdan su lucha, en 'Vivir cada día'

Tres octubres narra un viaje por España de tres maquis que abandonaron el país en 1948. La historia está delimitada por tres meses de octubre y protagonizada por tres hombres, exponentes y supervivientes de otros muchos que vivieron aquellos momentos y que ahora se encuentran en el octubre de sus vidas.Marcelino Fernández, Mario Morán y César Ríos son sus nombres. Volvieron por primera vez a España los tres juntos el pasado año, desde sus hogares en Argentina, México y Francia, respectivamente, sin perder su amistad inquebrantable, que se gestó durante 14 años de lucha. En octubre de 1934, los tres protagonistas hicieron la revolución de Asturias, que les llevó a la cárcel hasta la primavera de 1936. La caída del frente de Asturias en octubre de 1937 les llevó a echarse al monte y continuar la lucha de otro modo. Ellos fueron tres de los hombres que, en 1942, crearon la federación de guerillas de León-Galicia.

En octubre de 1941, los maquis que quedaban intentaron abandonar el país, y estos tres amigos consiguieron salir hacia Francia, en donde sólo se quedó César Ríos, mientras Marcelino se iba a Argentina, y Mario a México.

Hace unos meses les llamó la Fundación Pablo Iglesias para que aportaran sus testimonios personales. Fue entonces cuando a Antonio Artero, director de este capítulo de Vivir cada día, de TVE-1, pensó en filmar el recorrido de estos hombres por los lugares donde permanecieron durante 11 años. Marcelino, Mario y César anduvieron por Asturias, León y Galicia. La serie se inicia en París e incluye también escenas de Portugal, país por el que intentaron salir en 1940.

Reencuentro

"Es una memoria añorante, de reencuentro", dijo Artero. "Es la primera vez que vuelven juntos a España y, en la película, lo que se cuenta es precisamente su reencuentro con las gentes y paisaje que entonces conocieron".Reconoce Artero que "mantienen una actitud crítica frente a la situación actual española", pero sin embargo, dos de ellos manifestaron en varias ocasiones su deseo de quedarse en España para siempre, "a pesar de que", continúa el director, "hay una serie de factores revolucionarios que no encuentra en la democracia actual, más burguesa que revolucionaria".

En su viaje de recuerdos le acompaña el periodista Carlos G. Reigosa que, según Antonio Artero, "tiene un rol muy típico, que va provocando no situaciones, sino la profundización en ellas para sacar la mayor cantidad posible de información para el espectador".

Según Artero, lo más llamativo de estos maquis es "su profunda calidad humana. Estuvieron muchos años combatiendo y no son hombres crueles, aunque tuvieron que luchar como animales".

Vivir cada día se emite hoy, a las once de la noche, por

TVE-1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de marzo de 1986