JORNADA ANTI-OTAN

Decenas de miles de manifestantes piden en Madrid la salida de España de la OTAN y un referendum vinculante

Decenas de miles de personas -500.000 según los organizadores, y 15.000 según la policía- se manifestaron ayer en Madrid para. pedir la salida de la OTAN y la celebración de un referéndum claro y vinculante. Encabezados por un grupo de famosos -entre ellos Imanol Arias, Ana Belén y Antonio Gala-, y en un ambiente de tono festivo, los manifestantes, convocados por la Coordinadora de Organizaciones Pacifistas, mostraron su rechazo a la Alianza Atlántica y exigieron que sean desmanteladas las instalaciones militares de EE UU en España. La presencia socialista fue más escasa que en anteriores manifestaciones de este tipo.Los participantes, al concluir la marcha, ocuparon totalmente el espacio comprendido entre el Arco del Triunfo y la plaza de España. La distancia entre uno y otro punto es de 1.450 metros, con más de 30.000 metros cuadrados.

Más información
Felipe González y el PSOE, centro de las críticas de los manifestantes en Barcelona
Ambiente festivo en los actos de las principales ciudades
Marchas separadas en las capitales de las tres provincias vascas

La cabeza de la manifestación emprendió la marcha con media hora de retraso sobre el horario previsto. En las primeras filas figuraban un representante de cada una de las organizaciones integradas en la coordinadora convocantes y una pancarta con los lemas Salgamos de la OTAN, Referéndum claro y vinculante, Bases fuera, Neutralidad y Gastos militares parafines sociales. La marcha se inició en la plaza del Callao, junto a la calle de la Gran Vía, bajo el grito de "OTAN, no; bases fuera".

Las estrellas

Previamente los manifestantes habían esperado la llegada del grupo de famosos, congregados en la plaza de Cibeles, desde donde se dirigieron, muchos de ellos con antorchas encendidas, hasta la cabeza de la marcha. Los cantantes Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos; los actores Imanol Arias y Lola Gaos; el escritor Antonio Gala; los directores de cine Juan Antonio Bardem, Manuel Gutiérrez Aragón y José Luis García Sánchez; el ex comandante Luis Otero; los abogados José María Mohedano y Fernando Salas, y el fiscal Vicente Chamorro portaban, entre otros, una pancarta con el lema Salgamos de la OTAN.Mientras el grupo de la cabecera política marchaba casi en solitario y sin despertar apenas interés, la atención informativa y popular estuvo centrada en los distintos representantes de la cultura y el espectáculo. Intentando avanzar a duras penas entre fotógrafos y personas que les rodeaban, los famosos negaron ser las "estrellas" de la manifestación. "La estrella de esta marcha no soy yo, sino todas las personas aquí concentradas", afirmó Imanol Arias.

Antonio Gala reconoció que era la `primera vez que asistía a una manifestación a favor de la salida de la OTAN, y señaló: "En este tema hay una gran disociación entre el Gobierno y la sociedad, y aquí se tiene que oír la voz del pueblo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La presencia de personas vinculadas al PSOE fue más escasa que en otras manifestaciones de este tipo celebradas en los últimos años. Detrás de una pancarta de Izquierda Socialista (corriente crítica existente en el seno del partido) marchaban, entre otros, Antonio García Santesmases, el ex consejero de Educación de la Comunidad de Madrid Manuel de la Rocha y Eugenio Morales. García Santesmases expresó su pesar por el hecho de que el Movimiento por la Paz, el Desarme, y la Libertad -organización compuesta en su mayoría por personas afines al partido socialista y presidida por la senadora Francisca Sauquillono hubiera apoyado la manifestación. La incomparecencia de Pablo Castellano, nuevo vocal del Consejo General del Poder Judicial y asiduo participante en manifestaciones de este tipo, fue disculpada "por las limitaciones" de su nuevo cargo.

Entre los asistentes figuraban también el secretario general del PCE, Gerardo Iglesias; el secretario de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho; y el secretario del Partido Comunista (PC) Ignacio Gallego;

El presidente de la Federación Progresista, Ramón Tamames, fue invitado cortésmente a retirarse de la cabecera de la manifestación, y se le explicó que su partido no figuraba entre los convocantes. Tamames se retiró, no sin manifestar su profundo desagrado por "el burocratismo y la necedad de algunos de los presentes".

La marcha finalizó, cerca de las dos de la tarde, en el Arco del Triunfo, en la Moncloa, donde el actor Imanol Arias leyó el comunicado final. Los reunidos hicieron a continuación un simulacro de referéndum a mano alzada, ganando por mayoría aplastante.

Un fortísimo contingente policial, compuesto por 21 furgones de brigadas antidisturbios, impedía el paso de los manifestantes, en el mismo Arco del Triunfo, hacia la carretera de La Coruña y el palacio de la Moncloa, donde, minutos más tarde, representantes de los organizadores entregaron el manifiesto.

Aunque no se registraron incidentes de importancia, grupos reducidos de jóvenes cortaron el tráfico, cerca de las tres de la tarde, con barricadas, papeleras y piedras, en los alrededores de la zona. Los efectivos antidisturbios intervinieron en la calle de Alberto Aguilera, donde al menos se practicaron dos detenciones.

El 'contradecálogo'

Las organizaciones pacifistas convocantes de las manifestaciones celebradas ayer han replicado con un contradecálogo, titulado Diez razones para ser neutrales, y leído al finalizar las distintas marchas, el decálogo de política de defensa expuesto por Felipe González el pasado año durante el debate sobre el estado de la nación.El contradecálogo consta de estos diez puntos: 1. Permanecer en la OTAN incrementa el peligro de guerra. 2. Permanecer en la OTAN comportará la instalación de armas nucleares. 3. La OTAN no es Europa, sino la división de Europa. 4. La OTAN no es el mundo libre. 5. Ni la OTAN es Europa, ni la Comunidad Económica Europea lo es tampoco, ni la CEE es la Alianza Atlántica. 6. Permanecer en la OTAN crea enemigos y limita la multiplicidad en las relaciones exteriores. 7.Permanecer en la OTAN ya está suponiendo un aumento vertiginoso de los gastos militares. 8. Permanecer en la OTAN está suponiendo también, por primera vez, la potenciación de una industria armamentista. 9. Permanecer en la OTAN aumentará la militarización ya existente del territorio. 10. Los gobernantes deben cumplir la voluntad del pueblo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS