Carlos Ferrer Salat, elegido nuevo miembro del Comité Olímpico Internacional

La 90ª sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) eligió ayer a cinco nuevos miembros. Dos de ellos, el príncipe Alberto de Mónaco y el filipino Francisco Elizalde, cubren dos de las vacantes existentes, mientras el español Carlos Ferrer Salat, el norteamericano Robert Helmick y el nigeriano Henri E. Adefope sustituyen a Pedro de Ibarra y Mae Mahon, barón de Güell, Ddugias F. Roby y sir Adetoqunbo, respectivamente, que se convierten en miembros honorarios. La comisión ejecutiva aumenta el número de sus integrantes de 9 a 11 con la incorporación del chino Zbenliang He y el suizo Marc Hodier.

Más información

La intención de elegir a Ferrer Salat como nuevo miembro del COI fue mantenida en secreto hasta última hora para evitar que cualquier filtración pudiera dificultar la operación para sustituir al barón de Güell (73 años) que por problemas de salud no asistió ya a la reunión de Berlín, y reforzar así la presencia activa de otro español en la organización olímpica. Aunque la incorporación del ex presidente de la CEOE y actual directivo de la Asociación de Empresarios Barcelona 92 no supone la suma de un nuevo voto español en el seno del COI, dado que los miembros honorarios no votan, la presencia de Ferrer Salat si representa la potenciación de la presencia española en la organización olímpica, ya de por sí especialmente fuerte al contar con Juan Antonio Samaranch como presidente y Anselmo López como director de Solidaridad Olímpica.

Actitud neutral

En sus primeras declaraciones como nuevo miembro del COI, Ferrer Salat se refirió a la necesidad de mantener a partir de ahora una actitud neutral respecto a la candidatura de Barcelona para los Juegos Olímpicos de 1992 y que hasta ahora apoyaba como promotor de la Asociación de Empresarios y como miembro del Consejo Rector. "Para mí y para la candidatura evidentemente que representa un cambio, a partir de ahora deberé verlo con mucha más objetividad", afirmó. "No puedo ver solamente las ventajas de Barcelona y los defectos de las demás candidaturas, pero dicho esto sí que mi elección me permitirá tener más oportunidades para manifestar al resto de los miembros del COI mi visión de las candidaturas y si resulta que Barcelona es' objetivamente la mejor candidata, evidentemente será una ventaja", añadió. Ferrer Salat anunció también su propósito de dimitir como miembro del Consejo Rector para hacer frente a sus nuevas responsabilidades en el movimiento olímpico.

Con su incorporación al Comité, queda prácticamente solventado el contencioso existente entre el ayuntamiento de Barcelona y Generalitat de Cataluña respecto del papel que el ex gran patrón de los empresarios españoles debía jugar en el proyecto olímpico. El nombre de Ferrer Salat había sido sugerido por el propio Samaranch como el adecuado para dirigir los trabajos de la candidatura; sin embargo los socialistas lo vetaron desde el primer momento, presentando como alternativa a Joan Majó, ex alcalde de Mataró y actual director general de Informática del Ministerio de Industria. Ahora Samaranch, con el beneplácito de las autoridades deportivas españolas, lo ha promocionado como miembro del Comité, lo que podría significar, dado el interés demostrado por el máximo dirigente del organismo olímpico y la juventud de Ferrer Salat respecto de la mayoría de los miembros del COI, la voluntad de convertir al que fuera campeón de España de tenis en 1953 y actual miembro de la Trílateral, en su delfin.

Con anterioridad, Ferrer Salat renunció a hacer realidad una pretensión de Juan Antonio Samaranch, quien le veía como presidente del Comité Olímpico Español (COE) en un plazo de tiempo no determinado. Entre los miembros del COE, la operación que hubiera llevado a Ferrer Salat a la presidencia no habría sentado mal, pese a que la maniobra se hizo a espaldas de ellos.

Al término de los trabajos de la 90 sesión Samaranch reafirmó sus declaraciones inaugurales de optimismo sobre la unidad del movimiento olímpico expresando su convencimiento de que los países del bloque socialista que no acudieron a Los Ángeles participarán en los Juegos de Seúl. "No dudo", dijo, "que los atletas soviéticos estarán".

En su comparecencia ante los informadores Samaranch no quiso explicar las razones de la rescisión del contrato de la hasta ayer directora del COI, Monique Berlioux, que a a partir de ahora trabajará para la candidatura de París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50