SAN ISIDRO

Los fuegos artificiales despidieron las fiestas

Un impresionante castillo de fuegos artificiales, que iluminó el cielo del paseo de Camoens pasadas las 12 de la noche, despidió las fiestas de San Isidro. La última verbena rockera de los festejos estuvo amenizada por los grupos madrileños La Frontera, una banda que imita los sonidos del salvaje Oeste, y Radio Futura, uno de los grupos pioneros de la movida musical madrileña.Las actuaciones musicales fueron presenciadas por miles de jóvenes que, corno todos los días, abarrotaron el parque del Oeste. Radio Futura presentó canciones nuevas incluidas en un disco que está a punto de editarse y tocaron también temas que les han hecho famosos. Santiago Auserón, cantante y líder del grupo, que salió vestido con un pantalón negro y una camisa de cuadros rojos y negros, logró encandilar con su nuevo look -pelo muy corto y flequillo mohicano- a más de una quinceañera.

Más información

Al terminar las actuaciones musicales estallaron los fuegos artificiales, que fueron presenciados por el público, que coreó con gritos de admiración las estrellas, luciérnagas y palmeras que iluminaron por tinos instantes el cielo del parque del Oeste.

Tras la verbena, los más remisos a poner fin a las fiestas se concentraron en las casetas feriales instaladas a la entrada del parque, que este año han sido una de las principales atracciones. La Carrera de Camellos y el Salón del Oeste, una caseta de tiro compuesta por un pianista, un indio camuflado tras un cactus y un búho, que se ponen en movimiento al acertar la diana, sirvieron de diversión para los últimos rezagados.

Por otra parte, Ramón Herrero, concejal del Área de Cultura del Ayuntamiento, manifestó ayer, poco antes de dar por finalizadas las fiestas, que "dado el éxito que han tenido entre los jóvenes las casetas de los feriantes, el próximo año se iristalarán muchas más en la verbena central".

El concejal explicó también que, aunque aún no se tenían datos del número de personas que han acudido a los diferentes actos a lo largo de los nueve días que han durado las fiestas, la participación ha superado todas las previsiones. Pese a que el concejal no quiso dar cifras aproximativas, se estima que más de dos millones de personas han pasado por el parque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de mayo de 1985.