Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL 'PORTAVIONES' DEL MEDITERRÁNEO

La oposición apuesta por la política del paso a paso

"Si no es posible por el momento una solución definitiva al problema chipriota se podría ir avanzando paso a paso, resolviendo cuestiones concretas, como la reapertura del aeropuerto de Nicosia o la evolución de la zona de Varosha". Es la opinión de Alpay Durduran, probable candidato a la presidencia por la principal fuerza de oposición en la República Turca de Chipre del Norte (RTCN), el Partido de Liberación Comunal (PLC), que sigue una línea de centro-izquierda inspirada en el reformismo de Kemal Ataturk, el padre de la Turquía moderna.Durduran considera que "Chipre es demasiado pequeño para que haya dos países", y por ello se muestra en favor de una solución federal "siempre que contemos con todas las garantías de seguridad, de que nuestros derechos van a ser respetados". Critica no sólo la intransigencia de Rauf Denktash, sino también su falta de habilidad para explicar la postura turcochipriota en el mundo.

"No hemos conseguido el suficiente apoyo en países como Estados Unidos, la Unión Soviética o el Reino Unido", dice Durduran, "y el resultado es que la mayor parte de la comunidad internacíonal respalda a los grecochipriotas, que se benefician de ayudas exteriores y fortalecen su postura para tratar de imponernos una solución contraria a nuestros intereses".

El dirigente del PLC -que tiene 13 de los 40 escaños del Parlamento norchipriota- está seguro de que, tras las próximas elecciones, el su partido será la primera fuerza de la RTCN (proclamada en novíembre de 1983 y reconocida tan sólo por Turquía), y aunque duda de poder obtener la mayoría absoluta, cree que mejorarán las perspectivas de un acuerdo con los grecochipriotas.

Dervis Eroglu puede ser dentro de unos meses el primer ministro de la RTCN si, como parece muy probable, su formación política (que es también la de Denktash) mejora su resultado de 1981, cuando conquistó 18 escaños. El derechista Partido de Unidad Nacional (PUN) ha sido hasta ahora un instrumento fiel en manos del líder turcochipriota. Eroglu, que respalda abiertamente la forma en que Denktash trata el conflicto, asegura que "son los grecochipriotas los que no quieren el acuerdo, los que. forzaron el fracaso de la reunión de Nueva York" y cree que "el mundo está aprendiendo que hay que tener en cuenta la realidad de la existencia de la República Turca de Chipre del Norte".

"No estamos contra el principio de una solución federal", afirma el líder del PUN, "pero sólo será viable si los dos pueblos, las dos comunidades, confian la una en la otra, no como en el pasado. La federación es viable, pero llegará por una evolución lenta, se tomará su tiempo".

Eroglu sólo pide una cosa: "Que se comprenda a los turcochipriotas, que se nos trate de manera honorable, como a una parte de la humanidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de abril de 1985