Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos paralizan Bolivia durante 48 horas en una huelga general contra Siles Zuazo

Los sindicatos bolivianos consiguieron parar casi totalmente las principales ciudades del país durante la huelga general de dos días concluida ayer para exigir al Gobierno de Hernán Siles Zuazo medidas económicas contra la crisis que agobia a Bolivia.

El Gobierno ha respondido que está dispuesto a dialogar con la cúpula sindical para aprobar medidas de consenso. Los dirigentes sindicales han advertido que si mañana, lunes, no reciben propuestas gubernamentales concretas, se iniciará una huelga general indefinida.La paralización fue prácticamente total en la capital del país, con la excepción del transporte público, que no está afiliado a la Central Obrera Boliviana (COB), pero que trabajó con irregularidad por el cierre de los surtidores de gasolina.

Las emisoras de radio y los canales de televisión no funcionaron durante los dos días porque su personal se sumó al paro, pero los periódicos salieron a la calle con normalidad. Los servicios de urgencia médica trabajaron de forma muy irregular, y los comercios cerraron casi en su totalidad sus puertas.

En Santa Cruz, la segunda ciudad de Bolivia, el paro se cumplió parcialmente, ya que varios centros comerciales funcionaron con relativa normalidad, pero los servicios del transporte se fueron retirando de las calles a lo largo del día por falta de combustible. En Cochabamba, la tercera ciudad en importancia del país, el paro se cumplió casi en su totalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 1984