La imitación terrorista

La VanguardiaTras los últimos atentados de los GRAPO, que ayer tiñeron de rojo las páginas de los diarios españoles, han surgido los atentados de Barcelona. Existe entre los terroristds y los asesinos de cualquier país un oscuro sentimiento de imitación, una siniestra lógica de la violencia según la cual lo que hace un grupo tiene también que hacerlo otro. ( ... ).Por el momento, las autoridades deben tomar nota de que la espiral del terrorismo ha crecido otra vez y de que los mitiertos resucitan.

Decimos que los muertos resucitan. No se sorprenda el lector. ¿Cuántas veces han sido desarticulados,. deshechos, reducidos a la pura curiosidad histórica algunos grupos de origen misterioso? ¿Cuántas veces, por eso mismo, la autoridad habrá bajado la guardia? ¿Es cierto que el grupo de La Coruña estaba identificado? ¿Por qué no se actuó entonces? En la actualidad esas organizaciones terroristas están formadas por muy pocas personas, cuya vigilancia plantea la dificultad del virus al que cuesta ver, pero al que desde luego se puede aislar. Y nombres y datos de los virus más significativos no faltan.

España, como tantas veces, se halla en estado de emergencia. Docenas de personas amenazadas pueden correr un efectivo peligro, y ello implica dos actitudes necesarias: una efectiva colaboración de todos con la autoridad y una perpetua vigilancia de ésta, porque los muertos del Tenorio gozan de buena salud. Y con frecuencia resucitan.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

8 de septiembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS