Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buero estrena en San Sebastián 'Diálogo secreto', un drama actual con una, propuesta ética de liberación

Diálogo secreto, la última obra de Antonio Buero Vallejo, estrenada el lunes en San Sebastián, es un drama de actualidad con una propuesta ética liberadora. La verdad se impone a la hipocresía personal y social en un conflicto simbolizado por los mitos de Palas y Aracne. Su estreno en San Sebastián cosechó aplausos entusiastas de un público que no llenó el teatro Victoria Eugenia en las dos primeras representaciones, probablemente porque la obra no había sido suficientemente anunciada. Antonio Buero Vallejo y el director de teatro Gustavo Pérez Puig se mostraron satisfechos al término del estreno que materializa un trabajo costoso de muchos, meses.

Gustavo Pérez Puig necesitó un año para convencer a Buero Vallejo de que escribiera una nueva obra, y es sabido que al dramaturgo no le gusta escribir. "Lo que me gusta", ha dicho en San Sebastián, "es tener las obras escritas".Disfrutando de este momento en el que finalmente ve cumplida su ilusión, de dirigir una obra de Buero Vallejo, su amigo Gustavo Pérez Puig minimiza las dificultades de la puesta en marcha de Diálogo secreto. "Cuando nos enfrentamos a un texto bien escrito", subraya, "los problemas se reducen considerablemente; con Buero Vallejo", añade, "se trata únicamente de componer lo que está dado, de seguir las pautas que el autor ha marcado en el texto, de mover los personajes con la misma naturalidad con la que hablan y enmarcar el propio ritmo".

Al igual que muchas de las obras teatrales de Buero Vallejo, Diálogo secreto es, mucho más que una crítica político- social, una propuesta estética profunda, esencial, que pone al descubierto, las miserias. El personaje principal, representado por Manuel Tejada, un crítico de arte, logra mantener oculto el daltonismo que padece y alcanzar el mayor prestigio. Su defecto es descubierto por su propia hija, interpretada por Natalia Dicenta, amiga de un joven pintor de grandes cualidades artísticas que se suicida con una sobredosis a consecuencia de las críticas que recibe su obra por parte del padre de la muchacha. La conciencia de la farsa es una obsesión permanente del diálogo secreto que mantiene el crítico con su padre, Carlos Lemos, cuyo personaje se niega a reconocer públicamente la verdad y enfrentarse a la decepción de su mujer, Lola Cardona, y al descrédito de la sociedad."Antonio Buero Vallejo introduce un elemento ético, Ismael Merlo, capaz de orientar el desenlace del conflicto: un viejo militante de la izquierda con, másde 20 años de prisión que mantiene lúcida la alternativa de una moral individual y soecial distinta. En el terreno formal, Buero Vallejo experimenta en Diálogo secreto la técnica del punto de vista, esto es, una fórmula que permite identificar al público por el personaje a través de efectos escénicos. El autor, que define Diálogo secreto como un dramón, "una tragedia del gran género", rechaza el término melodrama por el contenido peyorativo que se le otorga a esta palabra. Antonio Buero Vallejo ha anunciado en San Sebastián su propósito de plantear en la Real Academia de la Lengua española, a la que pertenece, la introducción de una nueva significación del sustantivo melodrama para aquellas obras en las que existe una evidente separación entre "seres angelicales, positivos y seres tiránicos, negativos. Entonces, afirma Buero Vallejo, "podremos utilizar peyorativamente el calificativo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1984