Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro argentino de Defensa cree que habrá más crisis militares en la transición

Raúl Borras, ministro de Defensa, considera superada la crisis interna del Ejército de Tierra argentino tras entrar en funciones el general Ricardo Gustavo Pianta, nuevo jefe de Estado Mayor, aunque admitió que "probablemente vamos a tener que repetir jornadas como las de ayer en este período de transición hacia la democracia".

El mismo jueves por la noche, en la cena anual de camaradería organizada por el Círculo de Oficiales Retirados -a la que asistieron unos 500 oficiales en activo y retirados, entre los que se encontraban los jefes de las tres fuerzas y el subsecretario de Defensa-, el brigadier Cayo Alcina, ex comandante de la Fuerza Aérea y presidente del círculo, dijo en una parte de su mensaje -que fue leído a los postres- que "vivimos momentos de absoluta confusión en que se dice que hemos pasado de la represión autoritaria a la libertad maravillosa, y no es así, señores: ni aquello ni esto"."Seamos claros, echemos luz a esta realidad, digamos no al libertinaje, a la corruptela de la pornografía solapada, al cuestionamiento, de nuestros mayores, a la deformación de la juventud en la música foránea y la droga, a la disolución de la familia, al avasallamiento en definitiva del orden natural y el origen divino".

Aplausos para la arenga

La arenga final del brigadier Cayo Alcina fue recibida con fervorosos aplausos. Su discurso tocó todos los tópicos en los que se apoya la defensa de la institución militar argentina, sin dejar de señalar que "los que nos calumnian son los que persiguen el avieso propósito de delimitar las defensas de la nación a través del desprestigio de sus fuerzas armadas".Dirigentes políticos y gremiales de todos los sectores coincidieron en destacar que la crisis resuelta con celeridad y firmeza por el presidente Raúl Alfonsín había permitido por primera vez en mucho tiempo consolidar la autoridad del presidente de la nación como comandante en jefe de las fuerzas armadas, de acuerdo a lo que dispone la Constitución.

El ministro de Defensa aprobó ayer por la tarde los nuevos destinos de los oficiales superiores del Ejército, desplazados para cubrir los puestos vacantes. En los próximos días, el presidente de la nación tomará contacto con los jefes de las tres fuerzas y se espera de esas reuniones n acuerdo cívico-militar para de terminar quiénes serán los acu sados como responsables por la violación de los derechos huma nos y qué alcance tendría una posible amnistía dictada por el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 1984

Más información

  • Los oficiales retirados hablan de "momentos de absoluta confusión"