Acuerdo para la fabricación de automóviles Nissan en el Reino Unido

Tras tres años de estudios y negociaciones, el presidente de la firma automovilística japonesa Nissan llegó ayer a Londres para proceder a la firma del contrato con el Gobierno británico para la construcción de una factoría en el país. La visita se produce después de que se anunciara que Nissan podría abandonar el proyecto por presiones de los sindicatos japoneses.Las previsiones de fabricación han sido notablemente rebajadas. Mientras el proyecto inicial preveía la fabricación de 200.000 coches Datsun por año, una parte de los cuales sería exportada a otros países de la CEE, el actual se sitúa en la más modesta cifra de 30.000, que sólo progresivamente se irá ampliando hasta las 100.000 unidades. La plantilla, prevista en un principio para 5.000 trabajadores, quedará recortada a un millar de asalariados. La inversión se limitará inicialmente a 85 millones de dólares, frente a los 638 millones originariamente propuestos.

El proyecto de instalación de Nissan en Gran Bretaña ha recibido fuertes críticas de los fabricantes europeos, que ven en la empresa nipona y en su proyecto británico una especie de caballo de Troya capaz de eludir las restricciones impuestas a la entrada de automóviles japoneses a la Comunidad Económica Europea. Nissan-Datsun, uno de los cinco fabricantes de automóviles más importantes del mundo, vendió el pasado año 104.684 coches en Gran Bretaña, lo que supone el 6% del mercado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS