El director Franco Zeffirelli quiere montar la opera 'Don Carlos' en el patio de los Reyes de El Escorial

El director italiano Franco Zeffirelli y el manager de ópera y conciertos Sandro Gorlinski han visitado ayer durante unas horas San Lorenzo de El Escorial, por invitación de la alcaldesa, Isabel Mayoral. El viaje tiene una motivación: la posibilidad de montar en el patio de los Reyes la ópera Don Carlos, de Verdi, el próximo mes de julio, dentro de las conmemoraciones del cuarto centenario de la terminación del monasterio.

"Estamos en el comienzo de un proyecto", dice Zeffirelli y, acentuando su bello italiano de Florencia, subraya: "un bel sogno, non piu" ("un sueño bello, nada más"). Enseguida aclara: "pero los sueños bellos, las grandes ideas, se llevan a cabo siempre, del mismo modo que se editan las buenas novelas, se estrenan los grandes dramas o las mejores composiciones musicales".Franco Zeffirelli tiene 59 años, pero es hombre joven de aspecto y de espíritu. Como un día pensó realizar Aida al pie de las pirámides, quiere ahora realizar Don Carlos dentro y bajo nuestra "gran piedra lírica".

La idea, en realidad, fue del barítono español Sergio de Salas. "La tomó con tanto empeño", cuenta Zeffirelli con más movimiento de rostro que gesticulación de manos, "que este verano vino a mi residencia de Positano y me secuestró. Ante la posibilidad de este Verdi que no he dirigido nunca en el monasterio escurialense, me dejé secuestrar. Pienso que mi liberación llegará sólo la noche que se vea y escuche Don Carlos en el maravilloso patio de los Reyes".

Con la próxima producción de Turandot en la Scala y del drama de Schiller (autor también de Don Carlos) en los estudios cinematográficos de Roma, el tiempo del célebre director de Romeo y Julieta o del. reciente filme sobre La Traviata está más que cubierto. "Pero siempre se encuentra tiempo para los grandes proyectos", y éste lo es tanto que, en unos días, son muchas las figuras dispuestas a prestar su concurso: Katia Ricciarelli, José Carreras, Elena Obratsova, Martí Talvela, Raimondi, el propio Sergio de Salas. Podría contarse con la orquesta de la Scala, la del Mayo Florentino o la Nacional Francesa.

Misterio lírico español

La conversación con Zeffirelli tiene poco que ver con los usos de una conferencia de prensa: cambia de tema constantemente, corta la explicación de su proyecto para comentar la calidad del vino, el color del cielo o la jetattura que pesa sobre ciertas óperas, como La forza del destino. Se refiere al misterio lírico español: no tenemos teatros de ópera, salvo el Liceo y, sin embargo, producimos constantemente grandes cantantes. No lo comprende. Nosotros, tampoco, pero los hechos se imponen al recuerdo de las estrellas españolas con las que ha trabajado.Cuando se tocan los problemas económicos parece desinteresarse: "yo soy un artista, eso es cosa de otros, pero estoy seguro que se arreglarán". Sé que, en el proyecto, andan de por medio el Patrimonio Nacional, la orden agustiniana, el Ministerio de Cultura, la comunidad autonómica y la televisión/mundovisión. Allí donde se sondea, el Don Carlos del próximo verano en San Lorenzo encuentra favorable acogida.

El minucioso análisis que Zeffirelli ha hecho del patio de los Reyes merece comentario: esta vez lo ha mirado con ojos de productor, tomando nota de cada detalle e incluso descubriendo la posibilidad de sacar a su escenario una síntesis representativa de la España de Felipe II y el príncipe don Carlos, cuya verdad histórica conoce bien el realizador florentino, aunque deba aceptar la versión Schiller, tomada, por otra parte, de fuentes españolas.

Habla de santa Teresa con entusiasmo, y cuando se entera que, según la tradición, la santa española estuvo sentada en cierta piedra de la lonja, cambia de humor y dice: "Sí, ya había notado yo cierto fluido". Quizá el espíritu de Franco Zeffirelli alberga un refinamiento barroco que ha de dar a la versión de la ópera verdiana matices inéditos en los que fantasía y realismo se reduzcan a unidad conceptual y expresiva.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS