Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Diana de Gales

abandonó repentinamente su residencia de vacaciones para viajar a Londres y las especulaciones sobre un nuevo embarazo han saltado a las páginas de los medios de comunicación británicas. La princesa viajó a la capital del Reino Unido precisamente el día que se reincorporaba a su consulta el ginecólogo de la familia real, George Pinker. Sin embargo, un portavoz del palacio de Buckingham señaló que no había ningún fundamento para tales especulaciones, no desmintió ni confirmó las notas de Prensa y manifestó que "de esperar un bebé la princesa, la noticia será anunciada en su momento oportuno". En la clínica del doctor Pinker se negaron a facilitar información sobre el caso, pero para los periódicos londinenses esta misma actitud precedió al anuncio del primer embarazo de la esposa del heredero de la Corona, el príncipe Carlos. Por su parte, la princesa se negó a comentar el hecho en el curso de una visita oficial realizada el pasado miércoles a Escocia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1983