Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Administración valenciana incorporará la lengua autóctona en un plazo de tres años

El conseller de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat valenciana, Ciprià Ciscar, ha presentado ante las Cortes valencianas, en nombre del Gobierno autónomo, el proyecto de ley de uso y enseñanza del valenciano (la lengua catalana con la fonética propia de la zona).

MANUEL MUÑOZ, VaIencia

ENVIADO ESPECIAL

El proyecto, al que ha. tenido acceso EL PAIS y que presumiblemente será aprobado, dada la mayoría absoluta que los socialistas poseen en el Parlamento valenciano, establece en su disposición transitoria primera que "el uso y enseñanza del valenciano regulados en la presente ley, por lo que respecta a la Administración de la Generalitat valenciana, administración local, entidades e instituciones que de ellas dependan y demás servicios públicos a los que la misma se refiera, deberán llevarse a término en un plazo de tres años".Diferente es la situación para la Administración del Estado en el País Valenciano y la Administración de Justicia. En la misma disposición transitoria se señala que en estos ámbitos la incorporación del valenciano dependerá de "los acuerdos que a tales efectos se convengan por el Consell de la Generalitat valenciana con los organismos competentes".

Entre las novedades que incorpora el proyecto, figuran la redacción y publicación bilingüe de las leyes que apruebe el Parlamento autónomo y "la plena validez de las. actuaciones administrativas y forenses realizadas en valenciano".

Todo ciudadano podrá utilizar la lengua que prefiera de entro las dos oficiales en sus relaciones con la Administración y serán plenamente válidos todos los documentos públicos redactados en lengua autóctona. Igualmente, se marcan, de acuerdo con un informe de la universidad de Valencia, las zonas castellanoparlantes que existen en la comunidad autónoma, en las que no será obligatoria la enseñanza del valenciano. .

No obstante, en el artículo 24.2 se especifica que "el Consell de la Generalitat valenciana introducirá progresivamente la enseñanza del valenciano en los territorios de predominio lingüístico castellano y favorecerá cuantas iniciativas públicas y privadas contribuyan a dicho fin. Todo ello sin perjuicio de que los padres o tutores residentes en dichas zonas puedan obtener la exención de la enseñanza del valenciano para sus hijos o tutelados cuando asilo soliciten al formalizar su inscripción".

El proyecto de ley viene a formalizar en este campo lo establecido previamente mediante un decreto del Consell de la Generalitat sobre enseñanza de la lengua. Ya durante el pasado curso académico se impartió con carácter obligatorio el valenciano en los centros estatales de BUP y Formación Profesional. En el curso que está a punto de comenzar se ampliará la obligatoriedad a Educación General. Básica y los centros privados de enseñanza media.

Sin retrasos ni demoras

De acuerdo con el artículo 12, todos los ciudadanos tienen "el derecho de poder dirigirse a la Administración de Justicia en la lengua oficial que estimen conveniente utilizar, sin que se les pueda requerir traducción alguna y sin que por ello pueda seguírseles retraso o demora en la tramitación de sus pretensiones". La redacción de los documentos públicos "se hará en valenciano o castellano a indicación del otorgante y, si fueran varios, la que eligan de común acuerdo". Habrán de redactarse en castellano, sin embargo, "las copias o certificaciones de aquellos documentos que hayan de surtir efecto fuera del territorio de la comunidad valenciana".

Las empresas públicas y los servicios que dependen directamente de la Administración "han de garantizar que los empleados de los mismos con relación directa al público poseen el conocimiento suficiente del valenciano para atender con normalidad el servicio que tienen encomendado".

El Grupo Popular de las Cortes valencianas anunció, antes de conocer el texto de la ley, que todavía tardará unos días ert ser publicado por el boletín oficial. del Parlamento autónomo, que lo recurriría ante el Tribunal Constitucional, lo que causó sorpresa en círculos socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1983

Más información

  • Según el proyecto de ley de uso y enseñanza presentado a las Cortes autonómicas