Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Madres biológicas' en Francia se alquilan para engendrar hijos

El fenómeno de las madres biológicas ha hecho irrupción en Francia, procedente de Estados Unidos, donde está haciendo furor alquilar los servicios de una mujer para que engendre un hijo, mediante inseminación artificial, destinado a parejas estériles u homosexuales de uno y otro sexo. En París acaba de ser legalizada la Asociación Nacional para la Inseminación Artificial por Sustitución (ANIAS), a pesar de que sea ilegal la práctica que ocupa a sus promotores.Después de pagar 11.000 pesetas de inscripción y casi 100.000 para que un jurado estudie el informe de cada solicitante, la organización facilita una cita con la madre elegida, que abandona el hijo al nacer para que los candidatos puedan adoptarlo legalmente. Un precedente es ya conocido en Francia: el de las gemelas Magali y Christiane.

Un representante de la Iglesia católica, ex presidente de la Comisión Episcopal de la Familia, ha condenado esta práctica por inmoral, pero sus promotores muestran extrañeza, mientras juzgan su actividad como puro ejercicio de filantropía, en auxilio de mujeres o matrimonios frustrados por la imposibilidad de tener descendencia.

Página 14

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de agosto de 1983