Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comienzo de la caída del PCE

Los cinco concejales repuestos en sus cargos fueron expulsados el 16 de noviembre de 1981, después de una crisis iniciada un mes antes, a raíz de la disolución por el PCE del Comité Central del Partido Comunista de Euskadi (EPK), que se había manifestado mayoritariamente favorable a la fusión con Euskadiko Ezkerra (EE). El 5 de noviembre, varios miembros del partido, entre ellos los cinco concejales madrileños, firmaron una convocatoria en la que se invitaba al acto de explicación pública de la unificación de los dos partidos, que Roberto Lertxundi, secretario general del EPK, iba a celebrar en Madrid junto a Mario Onaindía, secretario general de EE.El comité ejecutivo del PCE aprobó al día siguiente la destitución de seis miembros del Comité Central, firmantes de la convocatoria y el comité provincial expulsó pocos días después a los cinco concejales.

Tras el nombramiento de los sustitutos, nueve candidatos situados a continuación en la lista se negaron a renunciar a las concejalías y dejar así lugar a los designados. Todos ellos fueron, asimismo, expulsados. Uno de los concejales situados en la lista antes de los sustitutos elegidos, José Rafael Gálvez, fue saltado sin expulsión previa y recurrió a la Audiencia Terrirorial, que le dio la razón. Poco después quedó también expulsado. El PCE perdió con ello uno de sus nueve puestos al producirse la baja fuera del plazo hábil para efectuar sustituciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983