Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas y comunistas garantizan la continuidad del actual equipo de gobierno municipal

Cristina Almeida, Isabel Vilallonga, José Luis Martín Palacín, Eduardo Mangada y Luis Larroque manifestaron ayer su decisión de volver al Ayuntamiento de Madrid en calidad de concejales y ponerse a disposición del alcalde para que éste decida si les da alguna función concreta. Esta decisión, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Constitucional, según informaron los ahora concejales, no intenta oponer dificultades al pacto municipal ni romperá la mayoría de izquierda, porque los cinco apoyarán al actual equipo.

Los ex miembros del PCE intentaron quitar importancia a su regreso a los escaños municipales al manifestar que si no tiene funciones concretas intervendrán "como concejales de a pie en los tres o cuatro plenos que puedan quedar hasta la constitución de la nueva corporación" Afirmaron también que la mayoría de izquierda está asegurada "Apoyaremos al equipo de gobierno actual; es lo coherente, porque está aplicando un programa en el que nosotros mismos hemos trabajado", manifestó Eduardo Mangada.Los cinco concejales consideran que pueden volver al ayuntamiento sin que sea necesario ningún acto de reposición formal. Con respecto a los cargos que ocupan Mangada y Martín Palacín, representante del Gobierno en la Comisión de Planeamiento y Coordinación del Area Metropolitana de Madrid y director general de Tráfico, respectivamente, ambos informaron que si el Gobierno y la alcaldía no se oponen mantedrán los dos cargos, aunque renunciando a uno de los sueldos.

Estabilidad garantizada

El Ayuntamiento de Madrid seguirá gobernado por el PSOE y el PCE a pesar de la sentencia del Tribunal Constitucional que obliga a reponer en sus cargos a los cinco ex concejales expulsados del PCE.La estabilidad del pacto entre comunistas y socialistas queda garantizada a partir de la inminente entrada en vigor de la reforma de la Ley de Elecciones Locales, que permitirá a los dos grupos de izquierda alcanzar la mayoría absoluta sin necesidad de acudir a los votos de los concejales repuestos en sus cargos, manifestó ayer Adolfo Piñedo, secretario provincial del PCE, en el curso de una conferencia de Prensa.

La reforma de la Ley de Elecciones Locales, que permite que el quorum necesario para aprobar asuntos de importancia se calcule en base al número de concejales en ejercicio, y no sobre el total de corporativos elegidos, como hasta ahora, se publicará próximamente en el Boletín Oficial del Estado.

En la reunión celebrada ayer por la comisión de gobierno del ayuntamiento, el PSOE se comprometió a seguir gobernando con el PCE, manifestó Adolfo Pastor. "Concretamente", dijo, "el responsable de la Federación Socialista Madrileña, Joaquín Leguina, pedirá a Luis Larroque, único de los cinco que vuelven que tiene el carné del PSOE, que presente su dimisión".

En todo caso, los cinco ex militantes del PCE que vuelven a ser concejales tendrán que formar un grupo mixto.

Propuesta del PCE al PSOE

Por otra parte, el PCE ultimó ayer la propuesta que presentará al PSOE para la formación del nuevo equipo de gobierno. Los comunistas aspiran a mantener como delegados de Educación, Circulación y Transportes y Sanidad a José García Ogalla, José Luis Pestaña y José Alfredo de Juan, respectivamente. En cuanto a las juntas de distrito, desean que Juan Bautista Fallos coordine las de Fuencarral y Mediodía, Luis Iparraguirre continúe en la de Moratalaz y el primer teniente de alcalde, Juan Francisco Pla, se haga cargo de la de Centro. El PCE sostiene que sería posible para los citados asumir las responsabilidades descritas, porque existen en cada caso equipos del partido que pueden asegurar la eficacia de la gestión. En cambio, estaría dispuesto a abandonar la concejalía de Urbanismo y la presidencia del distrito de Latina, porque reconocen que no existe en estos casos un equipo suficiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983

Más información

  • Los cinco concejales repuestos por el Tribunal Constitucional tendrán que formar un grupo mixto