Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Creación de los consejos de Música y Teatro para reestructurar ambos sectores

La creación del Consejo del Teatro y del Consejo de la Música, cuya composición, objetivos y competencias aparecerán en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado, es otro de los pasos que ha dado la Dirección General de Música y Teatro en la nueva política de reestructuración de estos dos sectores. José Manuel Garrido, director general de Música y Teatro, ha explicado que los recientes nombramientos operados en el ámbito de los teatros y ballets nacionales son un primer paso dentro de la reforma orgánica del organismo autónomo Teatros Nacionales y Festivales de España.

Los consejos de Música y Teatro, cuya creación fue anunciada por el ministro de Cultura, Javier Solana, en su reciente comparecencia ante la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, se presentarán como unos órganos colegiados de asistencia y asesoramiento "que permitirán el acercamiento a la cambiante realidad sociocultural española". Componen estos consejos ocho vocales nombrados por el ministro de Cultura "entre personas de reconocido prestigio en la vida intelectual española". Entre las funciones de estos consejos destacan las de dictaminar sobre la ampliación y concesión de subvenciones y otras ayudas a proyectos de música y teatro.El director general de Música y Teatro se ha propuesto "de forma prioritaria y en una primera etapa para la que cuenta todavía con los antiguos presupuestos prorrogados -cerca de 2.000 millones de pesetas- racionalizar los recursos comenzando por una nueva configuración de los teatros y ballets nacionales.

Las áreas teatral, lírica y coreográfica se han agrupado en tres unidades de producción -Teatros Nacionales, Teatro de la Zarzuela y Ballet Nacional o del Estado- donde se programarán, realizarán y gestionarán los espectáculos que constituyen la oferta cultural del Estado en el teatro, la zarzuela, la ópera y la danza.

"Vamos a hacer un estatuto para cada uno de estos sectores", dice José Manuel Garrido, "en el que se contemple la misión de cada centro y sus relaciones con la Administración. Cada director formará parte, además, de un órgano máximo de decisión de todos ellos".

El director general de Música y Teatro dice que ninguno de los recientes nombramientos que ha hecho tiene carácter gratuito. "Benito Lauret, un hombre de música con experiencia en el teatro, asume las funciones de director del Teatro de La Zarzuela mientras que José Luis Alonso, un hombre del teatro con experiencias musicales, asume la dirección artística del mismo. Lauret es el director y el máximo responsable de que este teatro tenga una coherencia basada no en temporadas sino en una programación continua. Sobre estas bases se creará, probablemente en la temporada 83-84, la Compañía Lírica Nacional y una orquesta de jóvenes (esta última comenzará a formarse en octubre próximo). No existen todavía decisiones sobre un futuro nuevo Teatro de la Opera". Parecida filosofía se aplicará a los ballets nacionales, cuya dirección ha sido encomendada a María de Avila.

Respecto a los teatros nacionales, cuyo máximo exponente es el Teatro María Guerrero de Madrid que dirigirá Lluís Pasqual, la dirección de Música y Teatro quiere convertirlos en centros de teatro clásico y de nuevas experiencias y que sirvan de base para la creación de otra sala que sirviera preferentemente para la puesta en escena de obras de nuevos autores y en general del teatro de experimentación. José Manuel Garrido ha anunciado que la atención al teatro clásico pasa por el eje Almagro-Madrid-El Escorial. En este último lugar se creará el taller de investigación sobre el teatro clásico español.

La Administración pondrá en práctica también una política de subvenciones al sector privado "que serán canalizadas a través del Consejo de Teatro y que consistirán fundamentalmente en una concierto con grupos y salas privadas. Esto se notará también en la política de precios". Sobre la política de subvenciones acaban de salir publicadas en el BOE dos órdenes ministeriales que regulan las subvenciones para montajes y giras de teatros profesionales.

Entre los proyectos a más largo plazo se encuentra la preparación de las leyes de bases de la música y el teatro "que se irán preparando una vez que queden planificadas las competencias en estas dos materias en el nuevo estado de las autonomías".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1983