Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confianza del Gobierno en Allendesalazar

El teniente general Rafael Allendesalazar Urbina, que hoy será nombrado capitán general de la I Región Militar (Madrid), es "un militar de la confianza del Gobierno", según han dicho en fuentes del propio Ejecutivo. Su designación, han añadido, fue informada favorablemente por todos los capitanes generales consultados por el Ministerio de Defensa.Allendesalazar era gobernador militar de Madrid el 23 de febrero de 1981, fecha del fallido golpe de Estado. Avanzada la tarde, y después de ocupado el Congreso por Tejero y sus hombres, dos militares -un coronel y un sargento- penetraron en el Gobierno Militar con la presunta intención de sumarse desde allí a los golpistas. Sin embargo, Allendesalazar ordenó su inmediato arresto, al parecer, pistola en mano. Meses después fue nombrado jefe de la División Urgel número 4 y gobernador militar de Lérida, hasta que, en diciembre de 1981, fue destinado al mando de la III Región Militar (Valencia). En las últimas inundaciones levantinas dirigió las labores de auxilio prestadas en la zona por las Fuerzas Armadas.

Si con anterioridad al 1 de septiembre de este año (fecha en que Allendesalazar pasa a la situación B) se celebra el consejo de guerra contra los implicados en el intento golpista previsto para el 27-O, el nuevo capitán general de Madrid tendrá que designar al presidente de dicho consejo de guerra. Igualmente, tendrá que comunicar su conformidad o disentimiento con la sentencia, que, en todo caso, Podrá ser recurrida ante el Consejo Supremo de Justicia Militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 1983