Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El capitán de navío Camilo Menéndez pasa a la reserva activa a petición propia

El capitan de navío Camilo Menéndez, que se encuentra en libertad tras haber cumplido un año de reclusión por el delito de "auxilio a la rebelión militar", del frustado golpe de Estado del 23-F, ha pasado a la situación de reserva activa a petición propia, según orden aparecida en días pasados en el Diario Oficial de Marina.Según fuentes militares, la solicitud de pase a la reserva activa está motivada por el desengaño que le provocó a Menéndez Vives la fría acogida que tuvo su postura de apoyo a Tejero entre sus compañeros de armas.

La nota aparecida hace unos días no especifica los motivos de la solicitud puesto que, según la Ley de Creación de la Reserva Activa, desarrollada por un, real decreto de 24 de julio de 1981, los oficiales con más de treinta años de servicio activo pueden solicitar su pase a esta situación sin alegar razones especiales, siempre que existieran vacantes dentro de los cupos que fija la superioridad para cada categoría.

Camilo Menéndez, que ostentaba el grado de capitán de navío de la Escala de Tierra, estando por tanto exento de marido sobre buques, continuará percibiendo los haberes que le correspondían hasta el presente, pero no podrá beneficiarse de nuevos ascensos, pasando a depender, a partir de ahora, del almirante jefe de la Jurisdicción central, dentro de la que está enclavada su residencia.

El hombre que se autodenominara "componente naval" del 23-F se encuentra en libertad a la espera de que se formalice el recurso anunciado por el ministerio fiscal contra las sentencias dictadas por el Consejo Supremo de Justicia Militar.

El pase a la reserva activa de Camilo Menéndez no supondrá variación alguna dentro del procedimiento judicial al que aún se encuentra sujeto, ya que no implica la pérdida de la condición militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 1982