Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Amalia Galval,

una anciana malagueña de setenta años, madre de cuatro hijos y con once nietos y cuatro biznietos, contrajo matrimonio el pasado sábado en una iglesia de Málaga con Antonio Corpas, un cordobés de 74 años, padre de ocho hijos y que en la actualidad tiene dieciocho nietos. Ambos se conocieron el pasado año en una excursión que realizaron a la localidad gaditana de Tarifa. El nuevo matrimonio vivirá de la pensión que él cobra como jubilado del ramo de la construcción, informa Joaquín Marín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 1982