Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE última la confección de un programa de gobierno en materia deportiva

La Comisión Federal de Deportes del Partido Socialista Obrero Español ultima la confección de un programa de gobierno en materia deportiva, a la vez que sienta las bases del futuro programa electoral del partido para las próximas elecciones. El PSOE ha remodelado el organigrama que regía los temas deportivos, cuyo actual delegado federal de deportes es Miguel Angel Martínez, diputado por Ciudad Real.

Miguel Angel Martínez es el actual número uno dentro del organigrama del Consejo Federal de Deportes. Su nombramiento relega a un segundo plano a Francisco Delgado, senador socialista por Albacete y hombre con destacada trayectoria en los primeros tiempos del extinto colectivo de deportes de dicho partido. El nombramiento de Miguel Angel Martínez supone una cierta caída política de Delgado. Por otro lado, el Colectivo de Deportes del PSOE pierde su antigua denominación y se estructura un nuevo organigrama, tendente a conceder mayor importancia a la actividad política socialista en el campo deportivo, sobre todo, después del protagonismo que el PSOE ha tenido en el Parlamento a través de proposiciones de ley, preguntas parlamentarias y del acoso llevado a cabo con respecto al tema de las auditorías. La nueva estructura se fija con la creación de un Consejo Federal, compuesto de unos 40 miembros, dentro del cual trabaja una Comisión Federal, con nueve miembros, considerado como el órgano ejecutivo, y un buró de cuatro o cinco miembros, aún no designados, cuya importancia es política e ideológica. El delegado federal de Deportes es Miguel Angel Martínez. La Comisión Federal está compuesta por Fernando Andrés, Carmen Guzmán, José Luis Blanco, Daniel Romero, Campoamor, Francisco Delgado, Jesús Gallego, Joaquín Rosado y el ya citado Miguel Angel Martínez. Con esta nueva estructura, el PSOE potencia su departamento de deportes.

Programa de gobierno

La proximidad de un proceso electoral y la posibilidad de que el PSOE llegue al Gobierno son circunstancias que obligaron a trabajar en la elaboración de un programa de gobierno socialista para el deporte. Las tesis de este programa parten, en su mayoría, de las expuestas en el 29º Congresó del PSOE. Las diferentes comisiones trabajan ya en dicho programa, cuyas bases se asientan sobre varios aspectos: generalización de la impartición de la educación física, estricto cumplimiento, y quizás reforma, de la ley de Cultura Física y Deportes y democratización y descentralización de las actuales estructuras del deporte español.Ya en el 29º Congreso el PSOE calificaba como principío-guía de su política deportiva la educación física, de tal forma "que la práctica deportiva pase de ser un privilegio de unos pocos a convertirse en un derecho al que tenga acceso efectivo cualquier ciudadano". Así, entienden que la educación física y el deporte constituyen un servicio público más, que debe ser incluido en todos los niveles de la enseñanza pública como materia obligatoria.

En lo relativo a la ley de Cultura Física y Deportes, la intención es la de aplicarla en un sentido progresista si el PSOE llegara al Gobierno. No se descarta la posibilidad de ampliarla o modificarla, aunque está considerada como un buen punto de partida. Cambiar lo referente a la formación de los profesores de educación física, donde se mantiene su carácter universitario, es un punto a estudiar. Si bien no lo contempla en exceso, los estamentos deportivos del partido socialista piensan también en ampliar todo lo referente. al deporte profesional. Por último, y en un primer momento, se considera suficiente con aplicarla con máximo rigor, y bajo una perspectiva progresista, en aquellos aspectos que permanecen ambiguos dentro del contexto de artículos de que está compuesta dicha ley.

En materia de democratización, la postura actual es muy crítica con respecto a lo que se está realizando. Democratizar el Consejo Superior de Deportes, las federaciones y el pleno del CSD son posturas que adoptarían los socialistas. Descentralizar funciones en favor de entidades locales y autonómicas es parte de la política a llevar. También se aboga por un estricto control del dinero destinado al deporte y una autonomía de éste en materia económica, sin dependencia de lo recaudado en las quinielas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 1982

Más información

  • Remodelada la estructura del partido en el área de deportes