Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime de Armiñán estrena 'En septiembre', una película intimista

La película En septiembre, última realización de Jaime de Armiñán, presentada en el pasado Festival Internacional de Cine de Manila, se estrena mañana, lunes, en dos locales de Madrid. El cineasta la califica como "una película intimista, muy sincera, del presente, un canto al valor personal y una búsqueda de la propia identidad y de la libertad". Está interpretada por Carmen de la Maza, Amparo Baró, María Massip, María Luisa Merlo, Paula Martel, Agustín González, Alvaro de Luna, José Moratalla y José Luis Pellicema.

Jaime de Armiñán, director de las películas Mi querida señorita (1973), El amor del capitán Brando (1974), Nunca es tarde (1976), Al servicio de la mujer española (1978) y El nido (1980), premiada en varios festivales y seleccionada para el Oscar a la mejor película extranjera en 1981, ha realizado en su último filme En septiembre su obra más personal, según declaró a este periódico. Con un presupuesto de cuarenta millones de pesetas, se ha rodado con sonido directo y en exteriores de El Espinar y la sierra de Guadarrama."En septiembre es una película muy sincera, que arranca casi de un tema personal y que después los personajes toman su propia evolución. Sigue siendo una pelicula intimista, como mis obras anteriores, aunque en este caso hay nueve protagonistas. El filme arranca de una reunión de antiguos alumnos de un colegio con su directora, quien recuerda la excursión que todos los años emprendían en bicicleta por la sierra de Guadarrama. Uno de sus alumnos propone reproducir aquella excursión y unos cuarenta de ellos deciden reproducir el viaje en bicicleta, aunque sólo se presentan nueve: cinco mujeres y cuatro hombres. Estos personajes frustrados acuden después de veinte años en busca de algo que ni ellos mismos son capaces de definir. Están anclados a sus puestos de trabajo, a su nostalgia, a su pareja, al qué dirán burgués e hipócrita de la sociedad".

Jaime de Armiñán afirma que no se trata de una película nostálgica, sino que es un filme del presente,,Va que los personajes descubren que tanto el pasado como el futuro no les sirven. "Los personajes de En septiembre", dice el director, "de una generación que tiene 40 años, vuelven su mirada al pasado, pero no les sirve de nada, el pasado no político, sino un pasado social y personal. Entre ellos se reconocían cuando tenían 15 ó 20 años, pero ahora se encuentran extraños. La película es, sobre todo, un canto a la individualidad, al valor personal y a la búsqueda de la propia identidad y de la libertad".

El director de En septiembre señala que es una película realista, con elementos que trascienden el momento actual, como puede ser la huella de la enseñanza mixta, pero tiene un final de psicodrama, "absolutamente imaginativo, como una representación dentro de la representación; los personajes llegan a este juego final, que también aparece en otras películas mías, a través del realismo".

Jaime de Armiñán destaca el rodaje "feliz y gratificante", con una gran aportación por parte de los actores, que han trabajado con sonido directo. Piensa que ha realizado una película sincera, evitando que aparezca blanda o sentimental, que esté de acuerdo con sus propias ideas. "En mi cine trato de estar al día conmigo mismo e intento hacer las peliculas que me gustan, sin repetir los temas, y siempre con problemas que se refieren a este país. Por propia experiencia puedo decir que una película pasa las fronteras cuando refleja la verdad y es muy nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1982