Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

59.000 millones de pesetas en créditos blandos para el campo español

El ministro de Agricultura anunció ayer la puesta en marcha de un plan de capitalización para el sector agrario español, consistente en la concesión de 59.000 millones de pesetas de créditos a un interés del 7% con un período de amortización de diez años. De los 59.000 millones, 34.000 millones estarán destinados al aumento y mejora de los regadíos y 5.000 millones a la mejora de las explotaciones agrarias. A esta cifra hay que sumar 20.000 millones de pesetas concedidos por el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) en concepto de subvenciones.

El ministro de Agricultura, José Luis Alvarez, mantuvo, hace poco más de una semana, reuniones con representantes de la banca, fundamentalmente de los siete grandes. Fruto de estas entrevistas ha sido la puesta en marcha del plan aprobado recientemente en Consejo de Ministros. De los 59.000 millones, la banca privada aportará 40.000 millones, mientras que la cifra restante correrá a cargo de las demás entidades financieras relacionadas con el campo. La inversión total en catorce meses será de 105.000 millones de pesetas, tras sumar los préstamos, las subvenciones del IRYDA a los intereses y la parte que tendrá que poner el agricultor o ganadero, que será entre un 30% y un 40%, del total de la inversión.José Luis Alvarez calificó la respuesta de la banca de comprensiva y claramente favorable a la agricultura. De los 40.000 millones de pesetas antes citados, 25.000 millones han sido otorgados por la banca con un interés del 15% para modernización de las explotaciones; 10.000 millones, al 12%, para regadíos, y 5.000 millones, al 13%, con destino al IRYDA.

Empleo y nuevos regadíos

El plan permitirá la creación de 150.000 hectáreas de nuevos regadíos y la mejora de 125.000 hectáreas de regadío ya existente, así como la modernización de 10.000 explotaciones agrarias. También servirá como generador de puestos de trabajo, ya que, según informó el ministro de Trabajo en conferencia de Prensa, se crearán 6.250.000 jornales para pagar la realización de las inversiones, que crearán entre 50.000 y 60.000 puestos de trabajo fijo en el sector agrario. El incremento de la producción final agraria por la incidencia del plan se ha valorado en 57.000 millones de pesetas.Los objetivos del plan son crear condiciones para fijar en el campo a los jóvenes, fomentar en el medio rural industrias agroalimentarias y el que se quede en el medio rural la mayor cantidad posible del valor añadido. Con el primer decreto aprobado se autoriza al IRYDA a establecer convenios con entidades financieras para conceder préstamos con destino a la transformación y mejora del regadío y para fomentar en aquellas áreas en que se: dispone de recursos hidráulicos mal aprovechados, la realización de obras de establecimiento de nuevos regadíos y de mejora de las existentes. La cuantía total de los préstamos será de 34.000 millones de pesetas al 7% y durante diez años. El IRYDA subvencionará con 10.200 millones de pesetas los intereses y esta subvención se realizará durante los tres primeros años con objeto de dejar este tiempo libre de compromisos económicos a los agricultores.

Por el segundo decreto se pretende impulsar la modernización de las explotaciones agrarias incrementando su producción. La cuantía total de los préstamos será de 25.000 millones de pesetas.

Todos los empresarios agrícolas y ganaderos tendrán acceso a los créditos, con topes máximos de diez millones de pesetas para peticionarios individuales y cuarenta millones de pesetas a asociaciones legalmente reconocidas, sin que existan topes mínimos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 1982

Más información

  • Creación de empleo y mejora de explotaciones, objetivos del plan de capitalización para el sector agrario