Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Versión desconcertante

Guelano Donizetti: La favorita.

Intérpreles: Vicente Sardinero, Claudia Parada, Alfredo Kraus, Agostino Ferrín, Luis Bilbao v María Uriz. Director de Orquesta: Armando Galto. Direcior de escena: Giuseppe de Tomasi.

Gran Teatro del Liceo. Barcelona. 28 de enero

Siguiendo la temporada de ópera en el Gran Teatro del Liceo asistinios el pasado día 28 de enero a la representación de La favorita de Donizetti.

La favorita es una obra de madurez artística de Donizetti, sumamente atractiva por su calidad melódica y por un tratamiento orquestal de gran eficacia. Se esperaba, lógicamente, y siguiendo la excelente trayectoria de las óperas ya representadas, una bella versión. Lo que oímos fue una versión desconcertante.

En una ópera los intérpretes de los papeles principales son los eleméritos básicos alrededor de los cuales gira la actuación de todo el conjunto.

Es obvio que el mal quehacer de uno de ellos perjudica seriamente el buen resultado del espectáculo. Tal ha sido el caso de la mezzosoprano Claudia Parada, en el papel de Leonora. ¿Cómo es posible confiar tan importante rol a una cantante decididamente mediocre?.

Alfredo Kraus, que tan gran éxito consiguió en Lucía de Lammerinoor, volvió a entusiasmar con su espléndica actuación en el papel de Fernando. Sobresalió su emotiva interpretación de la bella romanza del IV acto Spirto gentil. Vicente Sardinero, en el papel de Alfonso XI , desempeñó muy bien su cometido, con bella voz y musicalidad, aunque al principio se mostró algo monótono. Agostino Ferrin (Baldasarre), Luis Bilbao (don Gasparo) y María Uriz (Inés) estuvieron perfectamente en sus respectivos papeles. El director de la orquesta, Armando Gatto, aunque un tanto exagerado en el gesto, logró de la orquesta gran cohesión y eficacia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 1982

Más información

  • OPERA / 'LA FAVORITA'