_
_
_
_

La crisis «artificial» de Egipto

El presidente Sadat está enfrentándose a una crisis que ha provocado el mismo como consecuencia de las tensiones entre musulmanes y coptos. (...)Pese a su afirmación de que no tolerará la religión en la política, y la política en la religión, no llegó a convencer de que existía una conexión entre sus críticos de izquierda y la exacerbación de las tensiones religiosas. ( ... )

Es evidente que, aunque exísten problemas entre musulmanes y coptos y se ha tratado de enfrentarles deteniendo a 1.500 personas, ha llevado a cabo una purga política contra la oposición política. ( ... ) Su purga es la más intensa, políticamente, desde que sucedió al presidente Nasser, en octubre de 1970. En mayo del año siguiente se enfrentó a un desafío de la izquierda y de los seguidores del fallecido presidente, dirigidos por Amir Sabri. ( ... )

Esta vez, la ola de críticas de la izquierda es comprensible. ( ... ) La intención de Sadat es mantener la tranquilidad interior mientras negocia con Israel la vuelta de la última parte ocupada del Sinaí. Pero es dudoso que pueda lograr ésto y conservar la imagen de sistema multipartidario. ( ... ).

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

, 7 de septiembre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_