_
_
_
_
_

El Gobierno vasco mantiene sus recelos ante los pactos autonómicos

El ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa, se entrevistó ayer, por espacio de tres horas, con una delegación del Gobierno vasco para intentar convencer a sus integrantes de que los pactos autonómicos no afectan al Estatuto de Guernica. A lo largo de la reunión, ambas partes intercambiaron criterios sin llegar a establecer acuerdos concretos, por lo que decidieron proseguir las conversaciones en breve plazo; posiblemente, la semana próxima.

«Dudo mucho de que nos convenzan de que el conjunto de los pactos respeta el Estatuto», manifestó Mario Fernández, presidente de la representación vasca en la comisión de transferencias, al abandonar la sede del Ministerio de Administración Territorial. A su vez, el secretario de Estado para las comunidades autónomas, Manuel Broseta, puso en evidencia que existen criterios divergentes a la hora de enjuiciar los pactos. «Algunos de los preceptos que hemos podido analizar», dijo, «nosotros los interpretamos de forma distinta respecto a la interpretación del Gobierno vasco, y nosotros lo interpretamos desde la perspectiva de que ninguno de tales preceptos conculca, viola o infringe los preceptos del Estatuto vasco».Mario Fernández detalló ante los informadores algunos de los aspectos que preocupan al Gobierno de Vitoria y sobre los que desean obtener precisiones satisfactorias por parte de la Administración central. Entre estas cuestiones, citó la valoración de competencias que contienen los pactos; en concreto, la referencia a que el Estado no puede ceder por completo competencias exclusivas, y la adscripción de funcionarios. Fernández agregó que si el Gobierno vasco llega a la conclusión de que los pactos son inadmisibles interpondrá las enmiendas correspondientes.

A su vez, Martín Villa y Manuel Broseta insistieron en que los dos partidos que suscribieron los pactos autonómicos no tienen intención de vulnerar los estatutos en vigor, puesto que son leyes orgánicas aprobadas por el Parlamento.

Por otra parte, Mario Fernández desmintió categóricamente a nuestra corresponsal en Vitoria, Tonia Etxarri, la posibilidad de que el PNV negocie actualmente su entrada en el Gobierno central. «Es inconcebible», afirmó, «pensar que estamos negociando la posibilidad de entrar en un Gobierno, cuando éste acaba de firmar unos pactos autonómicos que suponen una modificación, de hecho, del Estatuto». Asimismo aseguró que no hay negociaciones, «sino más bien lo contrario».

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_