Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Tarancón y Díaz Merchán

Madrid,

(...) Tarancón no es un doctrinario «progresista», sino ante todo un hombre de talante moderado, de espíritu conciliador y caracterizado por su exquisito sentido del equilibrio, por su capacidad negociadora y su conciencia de la necesidad de independencia que la Iglesia debe tener respecto de los poderes civiles.De ahí la dificultad que presentaba en teoría su obligada sustitución, una vez cumplido el tercer bienio de su mandato, tal como prescriben los reglamentos de la Asamblea Episcopal. No obstante, la inesperada elección de monseñor Gabino Díaz Merchán, arzobispo de Oviedo, como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, hace posible que la línea histórica iniciada por Tarancón, aunque adquiera maneras y perfiles diferenciados, tenga garantizada la continuidad en sus aspectos esenciales.

La proclamación de «independencia» ha sido una de las escasas manifestaciones que, hasta el momento, ha hecho el nuevo presidente de los obispos españoles, y ése es todo un síntoma.

2 de marzo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1981