Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Estados Unidos,

Ronald Reagan, envió un mensaje al presidente del Gobierno español, Leopoldo Calvo Sotelo, con motivo de su investidura, en el que le expresó su deseo de una colaboración estrecha para afrontar los muchos problemas del mundo. Asimismo, el secretario de Estado, Alexander M. Haig, felicitó al ministro de Asuntos Exteriores por la forma en que se resolvió el asalto armado al Congreso de los Diputados, desenlace que constituye, dice Haíg, «una completa expresión de la fortaleza de las nuevas instituciones democráticas españolas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1981